Wilson Fisk (Kingpin)
Usted y yo ya nos conocíamos,. antes de ser adversarios en el juicio. Fue en una galeria de arte. Hace pocos meses.

Matt Murdock (Daredevil)
Se habrá enterado del tiroteo en el juzgado.

Wilson Fisk (Kingpin)
Son malas noticias. ¿Y por qué le han traído hasta mí?

Matt Murdock (Daredevil)
Porque sé que usted facilitó la fuga de Frank Castle.

Wilson Fisk (Kingpin)
¿Por qué iba a hacerlo?. Frank Castle y yo tenemos intereses totalmente distintos.

Matt Murdock (Daredevil)
Ausencia de móvil. eso bastará para que no despierte la menor sospecha entre las fuerzas del orden.
Pero yo no muerdo el anzuelo.

Wilson Fisk (Kingpin)
No muerde. Dice que no muerde, Donovan (abogado de Fisk presente en la conversación) pero ladra.

Matt Murdock (Daredevil)
Usted se dedica a eso. A planear, urdir tramas. Castle es una máquina de matar, y usted lo ha liberado lo que significa que va a hacerle el trabajo sucio, y los dos lo sabemos.

Wilson Fisk (Kingpin)
¿Podría demostrarlo ante un tribunal?

Matt Murdock (Daredevil)
¿Dónde está Frank Castle?

Wilson Fisk (Kingpin)
Aquí no.

Matt Murdock (Daredevil)
¿Tuvo algo que ver con su liberación?

Donovan.
No tiene que responder a esa pregunta.

Wilson Fisk (Kingpin)

Nada que ver.

Donovan.
El tiempo vuela señor Murdock.

Wilson Fisk (Kingpin)
Son tiempos revueltos en la Cocina Del infierno: tiradores descontrolados, guerras de bandas. Comprendo que esté desesperado y busque respuestas.
Yo no las tengo.
A veces incluso me alegro de estar aquí dentro.
Por una vez el destino de Nueva York no está en mis manos.

Matt Murdock (Daredevil)
¡Está mintiendo!.

Wilson Fisk (Kingpin)
No sé qué esperaba de mí pero la charla ha terminado, Señor Donovan.

Matt Murdock (Daredevil)
Vanessa.
Antes me ha preguntado si recordaba la galería de arte.
A ella la recuerdo perfectamente.
Está en el extranjero, pero desea volver.

Wilson Fisk (Kingpin)

Déjenos (dirigiéndose a Donovan).

Matt Murdock (Daredevil)
Así que escúcheme con atención.
Voy a hacer uso de cualquier resquicio legal, de la letra pequeña para que eso no ocurra jamás.
Al contrario que el resto de sus adversarios puedo derrotarle sin inclumplir ni una sola ley.
Usted tendrá abogados caros, pero con un sobre y 6 dólares en sellos puedo conseguir que Vanessa no vuelva a pisar suelo estadounidense.
Una carta a la agencia correcta y le denegarán el visado.
Puedo demostrar que fue cómplice de todos sus delitos.
Usted se ha creído que podrá cumplir su condena, subirse a un avión y reunirse con ella.
Que vivirán en algún sitio como Mónaco, no sé a donde vayan los peces gordos como usted a tomar el sol. Pero no será así.
Podrá visitarla pero nunca vivirá con ella porque esto es Nueva York, Wilson. Usted vive aquí. Ésta su selva, ésta es su sangre, al igual que la mía.
Ella no podrá venir y usted nunca se irá.
Como intente joderme, aunque sea un poco conseguiré que no vuelva a estar con su preciosa Vanessa nunca más

Wilson Fisk (Kingpin)
(Se quita las esposas y se abalanza sobre Matt)
¡Vuelve a decir su nombre, venga!
(se zafan)
¡Si, eres hijo de boxeador!.

Matt Murdock (Daredevil)

Usted se ha hecho fuerte aquí, así que lo liberó.

Wilson Fisk (Kingpin)
Sus preguntas no me afectan señor Murdock.

Matt Murdock (Daredevil)
Sé que tiene tanto poder como antes.

Wilson Fisk (Kingpin)
Ya. Pregunte a mi abogado. Lo negará.
Pregunte a los guardias. Lo negarán.
Pregunte a los presos. Se arrancaran la lengua antes de hablar.
¡Yo si tengo algo que decirte a ti!: Cuando por fin salga de esta jaula, desmantelaré las vidas de los dos aficionados que me metieron en ella.
Usted señor Murdock y Franklin Nelson.

Matt Murdock (Daredevil)
Yo le encerré no fue Nelson. Lo hice yo.

Wilson Fisk (Kingpin)
Los dos os llevasteis el mérito y tenéis la culpa. ¡Cortaré las dos cabezas de esa serpiente!. ¡Y gastaré más de 6 dólares en sellos para acabar con vosotros.
He tenido tiempo para reflexionar sobre mi trayectoria Sr. Murdock, sobre mis errores, todo lo que daba por hecho. Y mientras intento dormir en este lugar sombrío lo único que me reconforta es saber que un día miraré esta ciudad, la ciudad que me parió, con la mujer que amo y a la que seguire amando con toda mi alma.
Si le preocupa que Frank Castle siembre el caso en la Cocina del infierno... espere y verá.

Donovan.
Se acabó el tiempo Sr. Murdock

Daredevil -2x10- El Hombre en la Caja.

jueves, 12 de febrero de 2009

Vicks Vaporub

Me pareció curiosa esta información sobre el Vicks. Yo recuerdo que en mi infancia me ponían Vicks cuando me iba a dormir; no sólo era la sensación de que si no era así no dormiría bien, sino que además dormía contento porque haciéndolo mis padres se preocupaban y me querían.

No hay nada como los avances de la ciencia para perturbar los recuerdos de la infancia; ahora resulta que es perjudicial en niños menores de 2 años. Este dato lo desconocía y eso no quiere decir que haya dejado de pensar que mis padres no me quisieran y estoy seguro de que hacían lo que creían mejor.

El bálsamo azul para desatascar la nariz fue desarrollado por Lunsford Richardson y John Farris en el año 1.891; aunque fue la epidemia de gripe de 1.918 la que permitió a sus fabricantes multiplicar sus ventas. Se ha utilizado ampliamente desde esas fechas para aliviar los síntomas de resfriados y congestiones, con pocos datos clínicos que avalen su uso. Algunos de sus ingredientes, sobre todo el mentol, engañan al cerebro creando una sensación de frío que provoca un aumento del aire respirado. El resto de elementos que completan su composición son el alcanfor y el aceite de eucaliptus.


El Vicks Vaporub es un producto típico de autocuidados familiares en España desde los años sesenta o setenta, se vende sin receta y los pediatras no lo prescriben y desaconsejan su auto-administración.
Los padres suelen aplicar este ungüento en sus hijos ,ya sea en las fosas nasales, en el pecho, en el cuero cabelludo o incluso en el pie de sus hijos, para facilitar su respiración durante un proceso catarral, especialmente en las horas nocturnas.

Se ha hecho público -en un revista al uso, Chest- un trabajo que confirma lo que ya advierte el fabricante en el prospecto: no debe aplicarse a niños menores de 2 años ya que, al contrario de lo que se pretende, este remedio puede obstruir las vías respiratorias y empeorar el estado del enfermo.
Este trabajo ha comprobado en hurones (unos animales cuyo sistema y estructuras respiratorias son muy similares a las de los humanos) que el producto repercute en un aumento de la producción de moco lo que estrecha aún más la vía respiratoria.
Sus conclusiones, tanto 'in vitro' como 'in vivo', mostraron que el descongestionante a base de mentol provoca inflamación de las vías respiratorias y estimula la producción de mocos, que se acumulan en la tráquea, impidiendo el paso normal del aire. No sólo aumenta la producción de moco sino que el movimiento de los cilios limpiadores se vio disminuido. (Los cilios con “unos pelos” sitos en la membrana de las células superficiales de las vías respiratorias, que mueven el moco natural y lo que queda atrapado en él hacía el exterior).

Hace tiempo que el fabricante ya advierte del problema en el prospecto pues son muchos los años de circulación del producto.
Un portavoz de la compañía ha declarado a Europa Press que: "en España el medicamento está indicado para adultos y niños mayores de tres años", al tiempo que ha recordado que "lleva el suficiente tiempo en el mercado con lo que tiene una seguridad probada".

Los pediatras aconsejan lavar las fosas nasales con suero salino, retirar la mucosidad con una pera de plástico y ofrecer al niño líquidos calientes y sopas para aliviar los catarros.

Y habida cuenta de los años que lleva en circulación este producto, de que el fabricante ya advierte del problema en el prospecto, de que el mentol y el resto de substancias empleadas en su fabricación no son modernas moléculas resultado de ingenieria genética, y de que... ¿Hacía realmente falta un estudio clínico con hurones para demostrar algo que ya se sabía?

Info obtenida a partir de artículos escritos por María Valerio y Luis parejo. El Mundo, suplemento de Salud, 15/01/09 y versión electrónica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada