(Frank Winter ha convocado una reunión de los científico del proyecto Manhattan, de Los Álamos)

Dr. Frank Winter.
Estamos aquí por algo.
Vinimos por un motivo y todos sabemos cuál es: lanzar un arma atómica en una ciudad japonesa y matar a unas 50.000 personas. Muchos civiles, mujeres y niños.
...
¡Si no habéis venido a eso estáis equivocados!
Si creíais competir contra los nazis para lograr la superarma os han manipulado a todos.
¡Os han vendido un cuento!.
No hay ninguna bomba alemana. El ejército lo sabe desde hace mucho, al igual que el Doctor Isaacs.
¿Hay una bomba alemana, Doctor Isaacs?

Dr. Charlie Isaacs,
No lo sé.

Dr. Frank Winter.
No lo sé.
¿Cuánto hace que no lo sabe?

Dr. Charlie Isaacs,
No importa. El artefacto pondrá fin a esta guerra y va a salvar vidas.

Dr. Frank Winter.
Hitler perderá. Los centros industriales de Alemania están en ruinas.
Los rusos están llegando.
Si, yo no he notado ningún segundo sol sobre Moscú, ni Stalingrado, ni Londres ¿verdad?
¿Que te dice eso como científico?
...
La ignorancia es perdonable. Lo que viene después no lo és.
...
Una cuarta parte de vosotros ha firmado la petición. No culpo a los que no lo hayan hecho.
He sido un hijo de puta.
He faltado el respeto a personas de esta sala.
Teníais razones para no firmar algo que he escrito yo, porque además la petición (coge la petición firmada y la quema)... la petición es una lista negra.
¿Conocéis la vida de un archivo del FBI? Es más larga que todas nuestras vidas naturales.
Me han utilizado para dividirnos.
En su lugar,... en su lugar vamos a sorprenderles. O todos o nadie.
El consejero científico de Roosevelt está en La Colina. Es la oportunidad para enviarle al Presidente un mensaje: pueden construir la bomba sin estadistas, sin generales pero no pueden hacerlo sin nosotros.
Así que, saldré por la puerta ahora mismo. Quizá termine en el calabozo pero os suplico que me sigáis.
Si creéis que tenemos una responsabilidad moral por el futuro que estamos edificando, ¡seguidme!.
Si creéis que Japón se merece todo lo que le pase ¡seguidme!.
¡Seguidme sin importar lo que creáis mientras penséis que los científicos que han diseñado el artefacto tendrían que opinar sobre su utilización!.
...
¡O todos, o nadie!
Pero la ignorancia a partir de ahora es deliberada.
¡No será perdonada por ningún Dios inventado ni por ninguna democracia por la que luchemos!.

(Van saliendo pero justo cuando van a hacer su reclamación llega la noticia de la muerte de Roosevelt)

Manhattan -2x06- 33


jueves, 12 de febrero de 2009

Vicks Vaporub

Me pareció curiosa esta información sobre el Vicks. Yo recuerdo que en mi infancia me ponían Vicks cuando me iba a dormir; no sólo era la sensación de que si no era así no dormiría bien, sino que además dormía contento porque haciéndolo mis padres se preocupaban y me querían.

No hay nada como los avances de la ciencia para perturbar los recuerdos de la infancia; ahora resulta que es perjudicial en niños menores de 2 años. Este dato lo desconocía y eso no quiere decir que haya dejado de pensar que mis padres no me quisieran y estoy seguro de que hacían lo que creían mejor.

El bálsamo azul para desatascar la nariz fue desarrollado por Lunsford Richardson y John Farris en el año 1.891; aunque fue la epidemia de gripe de 1.918 la que permitió a sus fabricantes multiplicar sus ventas. Se ha utilizado ampliamente desde esas fechas para aliviar los síntomas de resfriados y congestiones, con pocos datos clínicos que avalen su uso. Algunos de sus ingredientes, sobre todo el mentol, engañan al cerebro creando una sensación de frío que provoca un aumento del aire respirado. El resto de elementos que completan su composición son el alcanfor y el aceite de eucaliptus.


El Vicks Vaporub es un producto típico de autocuidados familiares en España desde los años sesenta o setenta, se vende sin receta y los pediatras no lo prescriben y desaconsejan su auto-administración.
Los padres suelen aplicar este ungüento en sus hijos ,ya sea en las fosas nasales, en el pecho, en el cuero cabelludo o incluso en el pie de sus hijos, para facilitar su respiración durante un proceso catarral, especialmente en las horas nocturnas.

Se ha hecho público -en un revista al uso, Chest- un trabajo que confirma lo que ya advierte el fabricante en el prospecto: no debe aplicarse a niños menores de 2 años ya que, al contrario de lo que se pretende, este remedio puede obstruir las vías respiratorias y empeorar el estado del enfermo.
Este trabajo ha comprobado en hurones (unos animales cuyo sistema y estructuras respiratorias son muy similares a las de los humanos) que el producto repercute en un aumento de la producción de moco lo que estrecha aún más la vía respiratoria.
Sus conclusiones, tanto 'in vitro' como 'in vivo', mostraron que el descongestionante a base de mentol provoca inflamación de las vías respiratorias y estimula la producción de mocos, que se acumulan en la tráquea, impidiendo el paso normal del aire. No sólo aumenta la producción de moco sino que el movimiento de los cilios limpiadores se vio disminuido. (Los cilios con “unos pelos” sitos en la membrana de las células superficiales de las vías respiratorias, que mueven el moco natural y lo que queda atrapado en él hacía el exterior).

Hace tiempo que el fabricante ya advierte del problema en el prospecto pues son muchos los años de circulación del producto.
Un portavoz de la compañía ha declarado a Europa Press que: "en España el medicamento está indicado para adultos y niños mayores de tres años", al tiempo que ha recordado que "lleva el suficiente tiempo en el mercado con lo que tiene una seguridad probada".

Los pediatras aconsejan lavar las fosas nasales con suero salino, retirar la mucosidad con una pera de plástico y ofrecer al niño líquidos calientes y sopas para aliviar los catarros.

Y habida cuenta de los años que lleva en circulación este producto, de que el fabricante ya advierte del problema en el prospecto, de que el mentol y el resto de substancias empleadas en su fabricación no son modernas moléculas resultado de ingenieria genética, y de que... ¿Hacía realmente falta un estudio clínico con hurones para demostrar algo que ya se sabía?

Info obtenida a partir de artículos escritos por María Valerio y Luis parejo. El Mundo, suplemento de Salud, 15/01/09 y versión electrónica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada