Bueno cambianos un poco las cosas, o las recuperamos, ¿quién sabe?,
Cuando inicié este blog estaba convalenciente y era multitemático, como se encarga de enunciar el banner de entrada.
Con el paso del tiempo se centró más en la escalada. Era lo que tocaba, y ya que hacer la entradas consume su tiempo y era mejor centrarse en lo que parecía más prioritario.
Durante ese tiempo echaba de menos el resto de actividades y uno de de los leit motiv lo desarrollé como texto de encabezamiento. No lo guardaba pues no era algo generado por mi, aunque fuera una mera descripción de una excursión, sin más; sino que cada texto nuevo sobrescribía al anterior.

Con el paso del tiempo he echado en falta que esos textos, copias directas de los hablado o leído en diversos media, no quedaran guardados y a disposición de quién los buscara.
Así que he decidido almacenarlos como entradas en el blog.
No hace falta avisar, creo, pero lo recalco que son mis gustos, que la emoción que despiertan dependen del momento en que me encuentre y de un visionado muy continuado, a veces, de la materia a la que hacen referencia y que "para gustos colores".

Suerte, bienvenidos al Caos (esa escalera que se sube) y que los disfrutéis.

====================

También tengo que dejar constancia de que gracias a Google ahora tengo más problemas a la hora de diseñar las entradas del blog.

Google ha eliminado el programa Picasa y lo ha sustituido por Google Fotos.

Eso ha cambiado la forma de tenía de gestionar mis fotos y mis álbumes por otra en la que, para mi gusto, no tiene la misma plasticidad; y sobre todo el emplear imágenes para ilustrar el blog ya que ahora no se puede “Insertar fotos o álbumes en sitios web”.

Hay entradas guardadas y programadas que no han sufrido daño pero otras sí. Desconozco si hay alguna entrada antigua que se haya visto alterada por “esta mejora”.

Para las entradas de reciente creación he tenido que buscar otro servicio y he recurrido a la competencia, a Flickr de Yahoo; y adaptarme a su forma de gestionar.
La gestión de las fotos y álbumes me parece un poco más engorrosa que la que ofrecía Picasa, igual cuando lo tenga más por la mano lo veo de otra manera, pero permite insertar/añadir imágenes en el blog.

Entiendo que Google no quiera perder terreno ante la competencia y quiera adaptarse a las actuales corrientes sociales pero Google se ha hecho el gigante que es porque ofrecía a la gente lo que ésta pedía y lo que necesitaba. Cambiando un servicio a peor, ya que para mi restarle competencias a lo que ya ofrecía es a peor, Google se está convirtiendo en una empresa perversa pues ya no ofrece al usuario lo que éste demanda sino que desde su posición obliga al usuario a adaptarse a lo que se le ofrece, un “o lo tomas o lo dejas”.

Por comentarios que me han hecho lectores del Blog hay dificultad para ver algunas de las imágenes y para poder descargarlas. Por lo que he visto, a pesar de que se trata de fotos subidas a álbumes de carácter público, con la remodelación de Picasa a Google Fotos hay imágenes que se han transformados en privadas, por la cara, y han dejado de ser accesibles a todos los públicos. Como revisar las más de 700 entradas que hay actualmente es inviable recomiendo que si alguien está muy interesado en alguna imagen se onga en contacto a través del correo del blog e intentaré arreglarlo o hacérsela llegar.

martes, 3 de febrero de 2009

La División Azul

Cuando era pequeño la División Azul o bien era un gesto pequeño que tuvo Franco para con Hitler por no haber participado de forma activa en la II Guerra Mundial y así salvar las apariencias o bien era una falacia, un bulo, no había existido.
Os propongo dos temas, el Angel Exterminador de los gamberros Los Ilegales, o al final el Military Madness en una poderosa versión de la CSN&Y



En los días en los que Europa aún creía que los nazis destrozarían a Rusia y crearían el imperio de los mil años; miles de hombres acudieron a la llamada de Ramón Serrano Suñer, el cuñadísimo (Si uno era el Generalísimo, el otro no podía conformarse con ser sólo "el cuñado") y hombre fuerte del Régimen, cuando invito a los españoles a alistarse a luchar contra la URSS al grito de: "Rusia es culpable".

Mandados por militares profesionales, bajo el mando de
un general falangista, Muñoz Grandes, que fue aceptado tanto por los militares como por los azules, muchos se apuntaron de forma masiva a luchar contra la "barbarie comunista". Se incribieron todos los oficiales de Barcelona, la promoción íntegra de la Academia Militar de Zaragoza de 1.941... El resto se trataba de estudiantes que crecían en un ambiente patriótico después de la Guerra Civil, falangistas sin méritos de guerra, ciudadanos anónimos, e incluso ex-presos con ánimo de redimir penas. Algunos de ellos se llegaron a listar varias veces, las mismas que eran rechazados por incumplir alguno de los requisitos del enganche. Había más solicitudes que plazas. Venganza, patriotismo, aventura, locura,... (Después de una guerra, en medio de la miseria que te garanticen un plato de comida al día y un papel de apto y grato para el sistema saliente hace mucho, pero en su mayoría no eran creyentes, sino CREYENTES, con mayúsculas).
La División Azul no logró ser destinada al frente que se acercaba a Moscú, que era su gran sueño. Después de un corto periodo de instrucción y 31 días de caminata por Polonia, Lituania, Bielorrusia y Rusia, llegaron al frente. A los voluntarios de la División Azul se les conoció como "guripas".


Los tres primeros regimientos, con un total de 17.045 hombres tuvieron su bautizo de sangre el 12 de octubre de 1.941. Ocupaban un frente de 35 km desde Novgorod a Smiesko. Murieron bajo el fuego ruso 3 hombres y 23 resultaron heridos.
En la batalla de Possad, los esquiadores españoles intentaron ayudar a los alemanes en Vivad; llegaron 12 de los 228 esquiadores de que constaba la expedición. En la batalla de Kvasuy Bor murieron 2.800.

El balance fue terrible: 4.954 muertos en combate, 8.700 heridos, 1.600 congelados, 2.137 mutilados, 372 prisioneros...


Grupo de soldados de la División Azul con un ejemplar de la revista Marca

El libro "La División Azul, las fotografías de una historia", de Gustavo Morales y Luís E. Tagores editado por Rizzoli/La Esfera de Los Libros narra con imágenes y textos claros la historia de estos soldados.
La obra, por medio de los textos y la imágenes, explica en 9 capítulos el origen, vida y muerte de este grupo en el que llegaron a pelear para ayudar a Hitler unos 46.000 soldados. Se aprecia lo que fue la historia de estos anticomunistas luchadores contra el "azote de la humanidad" (Rusia en aquel entonces). Luchaban contra Stalin, y los suyos, a los que consideraban asesinos, pero apoyaban a Hitler, uno de los mayores carniceros de la historia, con una lista de crímenes horribles y que distribuía muerte y destrucción por donde pasaba. Así se puede ver a Hitler condecorando a Muñoz Grandes y a muchos españoles vestidos con el uniforme alemán nazí.

La obra no olvida ni a la Legión Azul, los más extremistas que se quedaron en Alemania cuando Franco ordenó su retirada, ni a la Escuadrilla Azul, de unos 90 aviadores. También se habla y se ven unas instantáneas de los marines nacionalistas.

De las imágenes de la patriótica salida, con sonrisas, desde Madrid se pasa a imágenes más serias en el entrenamiento y a las caras ya tensas de la batalla, en las que se combatía a 40 bajo cero. Y contrastan con las del regreso en el buque Semiramis de 288 prisioneros que pasaron 14 años en los campos de concentración de Stalin, con un recibimiento de 2ª categoría, tras sufrir el frío y la muerte a miles de kilómetros de casa. (Te conviertes en algo de lo es mejor no hablar, un error del sistema. Una palmadita en la espalda por los servicios prestados y si no existes, mejor).



De un artículo de Pedro Blasco para el diario El Mundo del 09/01/2.009 en la sección de Cultura.

<

No hay comentarios:

Publicar un comentario