Bueno cambianos un poco las cosas, o las recuperamos, ¿quién sabe?,
Cuando inicié este blog estaba convalenciente y era multitemático, como se encarga de enunciar el banner de entrada.
Con el paso del tiempo se centró más en la escalada. Era lo que tocaba, y ya que hacer la entradas consume su tiempo y era mejor centrarse en lo que parecía más prioritario.
Durante ese tiempo echaba de menos el resto de actividades y uno de de los leit motiv lo desarrollé como texto de encabezamiento. No lo guardaba pues no era algo generado por mi, aunque fuera una mera descripción de una excursión, sin más; sino que cada texto nuevo sobrescribía al anterior.

Con el paso del tiempo he echado en falta que esos textos, copias directas de los hablado o leído en diversos media, no quedaran guardados y a disposición de quién los buscara.
Así que he decidido almacenarlos como entradas en el blog.
No hace falta avisar, creo, pero lo recalco que son mis gustos, que la emoción que despiertan dependen del momento en que me encuentre y de un visionado muy continuado, a veces, de la materia a la que hacen referencia y que "para gustos colores".

Suerte, bienvenidos al Caos (esa escalera que se sube) y que los disfrutéis.

====================

También tengo que dejar constancia de que gracias a Google ahora tengo más problemas a la hora de diseñar las entradas del blog.

Google ha eliminado el programa Picasa y lo ha sustituido por Google Fotos.

Eso ha cambiado la forma de tenía de gestionar mis fotos y mis álbumes por otra en la que, para mi gusto, no tiene la misma plasticidad; y sobre todo el emplear imágenes para ilustrar el blog ya que ahora no se puede “Insertar fotos o álbumes en sitios web”.

Hay entradas guardadas y programadas que no han sufrido daño pero otras sí. Desconozco si hay alguna entrada antigua que se haya visto alterada por “esta mejora”.

Para las entradas de reciente creación he tenido que buscar otro servicio y he recurrido a la competencia, a Flickr de Yahoo; y adaptarme a su forma de gestionar.
La gestión de las fotos y álbumes me parece un poco más engorrosa que la que ofrecía Picasa, igual cuando lo tenga más por la mano lo veo de otra manera, pero permite insertar/añadir imágenes en el blog.

Entiendo que Google no quiera perder terreno ante la competencia y quiera adaptarse a las actuales corrientes sociales pero Google se ha hecho el gigante que es porque ofrecía a la gente lo que ésta pedía y lo que necesitaba. Cambiando un servicio a peor, ya que para mi restarle competencias a lo que ya ofrecía es a peor, Google se está convirtiendo en una empresa perversa pues ya no ofrece al usuario lo que éste demanda sino que desde su posición obliga al usuario a adaptarse a lo que se le ofrece, un “o lo tomas o lo dejas”.

Por comentarios que me han hecho lectores del Blog hay dificultad para ver algunas de las imágenes y para poder descargarlas. Por lo que he visto, a pesar de que se trata de fotos subidas a álbumes de carácter público, con la remodelación de Picasa a Google Fotos hay imágenes que se han transformados en privadas, por la cara, y han dejado de ser accesibles a todos los públicos. Como revisar las más de 700 entradas que hay actualmente es inviable recomiendo que si alguien está muy interesado en alguna imagen se onga en contacto a través del correo del blog e intentaré arreglarlo o hacérsela llegar.

domingo, 31 de agosto de 2014

Tambor Guerrero


Oir tambores...
No ser sonido tambores de Moira minas.
No ser sonido Tamborilero del Bruc.
Ser redoble de celebración en Clot del Tambor.

Jornada de lucha llena de engaños y espejismos.
Ahora están, ahora no están los caminos,
senderos poder conducir a parajes dudosos.
Destino aguardar en esa placa.
Caminar por donde lo hace la cabra loca,
subir por donde reptar la serpiente verde y blanca.

Aitor en Apaches, 6b/b+

Para testimonio de buen hacer,
pruebas en que sólo valor valer.
Nombres diferentes según guía consultada.
Dificultad a superar diferente según guía consultada.
Senderos luminosos sin señal de la marca blanqueada.
Caminos verticales cortos,
equipados por antiguos hechiceros.
Espits, temerosas reuniones, agarres pequeños,
pasos duros, alejes Devotos.

Gran Espíritu a Aitor bendecir,
cuatro vías a vista pulir.
Buen Bravo no ceder, luchar.
Ni un agujero ni merlet perdonar,
siempre pillar, quedar y tibar.
Dolor superar
hasta reunión alcanzar.

Oir tambores...
No ser sonido tambores de Moira minas.
No ser sonido Tamborilero del Bruc.
Ser redoble de celebración en Clot del Tambor

Aitor en Cheyennes, 6b+:7a

================================

Nueva visita a El Clot del Tambor Esquerra.
Es esta ocasión llegando al pie de vía (donde la Mata Chulos) el sendero se desvía a la derecha.
En poco metros hay un ramal que nace a mano izquierda y que tras superar un resalte rocoso nos deja delante de las vías El sueño del Caimán (6a+), Tasmania (6b, spits oxidadillos) y Conversaciones con el Diablo (7a+). Si caminamos pegados a la pared, hacia nuestra derecha y un poco en plan jabalí, llegamos al pie de vía de un par de líneas con inicio común, 6c y 7a. Se ha selvatizado el acceso original y están relegadas al olvido. No hicieron el peso.
El lugar no nos convence. La única atractiva es la Conversaciones con el Diablo, que no se ve regalada precisamente. Reculamos y nos dirigimos a la zona de la derecha.

El sendero pasa por encima de una zona rocosa, gira y se mete entre los árboles.
Alcanzamos la pared a la altura de la Caga Camins (6b+), a su derecha está la placa roja con el techo.
El sendero se estrecha y empieza a subir, finalmente hemos de sortear un repecho rocoso, ayudados por un par de cuerda fijas en buen estado, y ya estamos en el pie de vía.
Es un paño de pared, dividido en dos por una fisura, con vías de una altura que, mayoritariamente, no supera los 15 metros. La pared de la izquierda es vertical y la pared de la derecha tiene una entrada ramposilla y una segunda mitad más vertical.

Pie de vía estrecho pero funcional.
La placa de la izquierda equipada con espits, unas de continuidad y otras más a bloque. Alejillos en su mitad superior. La placa de la derecha con paraboles pero las reuniones pueden ser de espit.
Si se consulta la guía Montserrat Cara Sur veremos que tienen unos nombres (algunas) y unos grados (todas, alguna de hasta una letra) diferentes a las reseñas que estuvieron colgadas hace tiempo en Onaclimb (Actual LaNocheDelLoro) y a las de la actual guía de Montserrat Cara Sur Un Largo.

Aitor en Sendero Luminoso, 6c

> Comanches, 6a+ (Orientada de 6a+ en Cara Sur, compartiendo reunión con la Cheyenes; y de 6a en la reseñas de Onaclimb sin compartir reunión con la Cheyenes).
Es la vía más larga, continuidad y de intensidad creciente, con llegada a la reunión no difícil de hacer pero si de leer.

> Plasta (Montserrat Sur) o Jordi Jardiner (Onaclimb), 6a. (Orientada de 6a en Montserrat Sur y de 6b en Onaclimb). Continuidad y pasos algo atléticos sobre agarres muy buenos, sólo cuando se junta con la línea de la izquierda hay un paso delicado.
La última chapa está pegada a la reunión de espits. Supongo que debieron dejar un maillon o mosquetón para reforzar esa reunión. Ahora sólo queda la chapa.

> Sendero Luminoso, 6c (Orientada de 6b+ en Montserrat Cara Sur y de 6c en Onaclimb).
Movimientos duros sobre agarres pequeñitos entre la primera y la tercera chapa; el resto es mantenido y asequible. La vía se me atragantó, no encontraba la manera de coger esas cosillas y la cadera me daba problemas para ubicar los pies donde quería.
Otra vez será.

Aitor se hizo a vista Sendero Luminoso y las siguientes vías:
- Apaches. 6b en Montserrat Sur y 6c en Onaclimb. Más asequible que la Sendero Luminoso, mejores agarres, mantenida. Reunión muy castigada.
- Presos a la Calle. 6c en Montserrat Sur y 7a en Onaclimb. Se la tuvo que trabajar. Más difícil que la Sendero Luminoso.
- Cheyennes. 6b+ en Montserrat Sur y 7a en Onaclimb. Lo que más impresiona son los dos alejes que tiene. También tuvo que apretar. Fue a buscar la reunión de la Comanches. No tiene reunion propia como esta croqueada en Onaclimb.

martes, 26 de agosto de 2014

Curando El Catarro


Oportunidad de subir a Riugréixer acompañando a Oskar y Laura y en recuerdo de varias vías que tengo pendientes, la rinovirus en particular, pues acepto.
Según la previsión del tiempo íbamos a tener un día soleado, con alguna nube a la tarde. Pues no fue así, y en cierto modo fue una suerte. Ya saliendo de BCN el cielo estaba encapotado desde la línea de costa hasta Montserrat y más. Por Manresa empezó a clarear y en Riugréixer lucía un sol medio tapado por un manto de nubes a modo de niebla.
Brillaba el astro rey pero sin reinar, al menos a tiempo completo.
El hecho de que se pudiera escalar al sol, y cuidando la térmica cuando se ponía algo pesado, permitió que en lugar de calentar en las vías que están en el lado de la carretera, pasáramos el puente y pudiéramos hacerlo en las de la banda del río. Vías que en ninguna de mis visitas anteriores había probado.
También compartimos día de escalada, aunque fuera por poco tiempo, con Alicia, que venía acompañada por Isabel, compañera de entrenos en Freebloc, ahora berguedana, y a quien desde una corta visita que hicimos a Riglos, hace ya más de un año, no veía.

> Pim Pam, V+ (Orientada de 6a)
Línea larguita (comparada con las que la rodean), mantenida y de agarres agradecidos. El tacto está un poco pulido, supongo que por combinarse el sol junto con el hecho de que debe ser un línea muy trabajada.

K en Pim Pam

> Matapà, 6a+.
Otra línea de continuidad, recomendable, de una dificultad muy mantenida toda ella y más contundente que la Pim Pam; algo más de medio grado hay entre ambas.

Yo en Matapà

> La Minyona, 6b (Orientada de 6b+)
La vía aparenta ser de esas terribles y luego resulta ser una vía de dificultad también muy mantenida, con agarres pequeñitos y movimientos técnicos hasta la última chapa, en que ya se nota el trabajo en lo antebrazos. Mejor de lo que aparenta y de grado más asequible que el reseñado.

K en La Minyona

> Directa Pim Pam, 6a+/b (Orientada de 6a+).
Trazado de dificultad intermedia entre la Matapà y La Minyona.
Una primera mitad de romitos y técnica, más complicada de lo que parece. Tras un buen reposo se continúa con una sección sobre buenos agarres hasta la reunión.

La Niña Del Malpas en Directa Pim-Pam

> Rinovirus, 7a.
Este era el problema del día. Como tenía la cadera tranquila opté por atacar esta línea en ese momento no fuera que luego tuviera más problemas de los necesarios.
Una línea con un inicio duro, desplomado y sobre tacos, tirando a desagradable, en un recorrido sobre unas 3 chapas clave para luego encarar unos 30 metros de vía que ofrecen una escalada técnica, mantenida y que es por lo que vale la pena meterse en este percal.
Hay que subir a una repisa para empezar. Si te descuelgan directamente hasta el suelo desde la reunión, estando el asegurador en la repisa, hay que ir equipado con una cuerda de 80, sino usar una R intermedia.
El problema es que en todos los pegues anteriores, desde que la probé por primera vez hace unos 2 o 3 años, siempre me he encadenado sin problemas la placa técnica y siempre he caído en el desplome.
Tampoco me he dedicado a plantar la tienda delante de la vía así que en otras visitas me he dedicado a otros problemas que ofrece este sitio.
En mi visita anterior la probé tras encadenar Fiona y no salió, y en esta visita era el objetivo.
Las vías que había escalado en este día hasta ese momento no me habían activado para encarar este problema en el primer pegue, como me dí cuenta al llegar a la tercera chapa. Monté la vía, la placa técnica de un tirón.

Yo en Rinovirus

Mientras descansaba preparaba una estrategia de encadene para salir airoso de la sección dura, consistente básicamente en tener chapadas todas las cintas importantes antes de la secciòn verdaderamente clave, para así tener que dedicarme sólo a escalar y moverme sin tener que preocuparme de parar a chapar.
Encadené en el segundo pegue porque tenía todas las cintas ya puestas y porque me conocía la línea. No tuve problemas en el desplome, salió fluido, de un tirón y con buenas sensaciones de cara al resto de la vía.
El problema lo tuve en el último tercio, los agarres que son positivos pero tirando a romos y de última falange empezaron a perder adherencia, mucha humedad en los dedos, y de fuerzas me empecé a notar justito. Por suerte sabía el camino que tenía que seguir y pillé el canto bueno y salvador cuando ya empezaba a encontrarme contra las cuerdas.

Yo en Rinovirus

Es un 7a que me ha llevado unos 5 pegues repartidos en varios años y una vez encadenado no sólo he quedado muy contento sino también más etéreo, ligero, como si me hubiera librado de una carga. Situación similar a la Patir Pel Pati, el potente y bonito 7a+ de Montgrony, que me dió más trabajo y más años. En fin, vía encadenada, vía tachada y de esta si que creo que no me han quedado ganas de volverla a repetir.

Oskar la probó pero encontró el tramo desplomado muy poco de su gusto y la dejo en ese punto.
Curiosamente Alicia había subido a Riugréixer con la misma intención y encadenó de la misma manera. El primer pegue para acabar de calentar y montarla, y el segundo para metérsela en el bolsillo.

Entre tanto Oskar y Laura se había entretenido con otra de las buenas váis de este sitio, L’Orfe Esquerra, un 6a+ de unos 30 metrillos.
Oskar aún probó otra vía.

K en L'Orfe Esquerra

Yo ya tenía los deberes hechos y opté por ir recogiendo. Habíamos acabado a una hora bastante buena y llegamos a BCN sobre las 20 h.
Ahora aquí sólo me quedan de grado asequible, y que me interesen, 3 6c+ y ya de 7b para arriba; habrá que seleccionar en busca del más adecuado.

jueves, 21 de agosto de 2014

Sol y Sombra


Lo que tenía claro para este fin de semana es que sería un día de plafón; entre las vacaciones y el puente la gente desaparece o adapta sus planes para equilibrar la escalada y las relaciones sociales. De forma que haya tiempo para todas y cada una, sin que se molesten ni se enfaden.
Por unas de las carambolas y casualidades de la vida al final no fue así y pude salir a escalar. César contactó con el grupo; el plan del sábado había fallado y buscaba a alguien que escalara el domingo y en unas determinadas condiciones. Yo disponía de todo el día así que no hubo grandes problemas.
Y no sólo salía escalar sino que visité un lugar que me había quedado a medio visitar hace unos meses atrás, y del que la única información que tengo es el acceso y de que hay vías abiertas: El Brull Torre de Guaita.
Con la idea de ir conociendo y completando el sector le propuse una día de escalada sin pretensiones y aceptó.

Salimos de BCN sobre las 11:45 h (+/-) y, tras llegar a Aiguafreda y circular por la pista hasta el parking de la Torre de Guaita, nos llegamos al pie de vía que ya eran cerca de las 13 h.
En nuestra anterior visita nos quedamos con la idea de que la sombra empezaba a llegar sobre las 12 h. Esa impresión no fue real. Nos encontramos con toda la pared bien iluminada y con el sol aún alto para un buen rato.
La sombra llega a las 15 h, como en su hermano Lolo.

César en la Vía 24

Tuvimos suerte de que había un grupo de cuatro vías, con entrada común, con el pie de vía totalmente a la sombra.
Como protegidos del sol estábamos realmente bien optamos por una estrategia un poco a lo tortuga, de escalada lenta, para dar tiempo a que la sombra se adueñara de la pared.
Eran un grupo de cuatro vías, cortitas ellas, y en lugar de hacerlas de dos en dos las hicimos de una en una, así combinamos la escalada al sol (que no se escalaba mal y los agarres no sudaban) con la neverita del espacio sombreado. Entre los dos gastamos media hora de tiempo en cada línea, y en total empleamos dos horas en hacer las cuatro vías. Al acabar el sol ya se había marchado de un grupo de vías de pinta golosa. Y acertamos, la térmica fue perfecta y fueron las mejores vías del día.
En el grupo de las cuatro vías tuvimos el buen criterio de empezar a escalar desde la más difícil a la más fácil. Era cuestión de hacerlo de izquierda a derecha o de derecha a izquierda. Optamos por la combinación de izquierda a derecha.
Si hubiéramos optado por la combinación derecha a izquierda habríamos escalado todas las vías (7) en dificultad creciente, de la primera a la última.

César en la Vía 25

Esas cuatro vías tienen características comunes:
La entrada es común;
Según como la segunda chapa también es común pero es conveniente deschaparla, excepto para la línea que sube en vertical.
Están agrupadas a pares pues comparten reunión.
Tras chapar la primera cinta se accede a una pequeña repisa. La sección más difícil se encuentra en las dos primeras chapas tras salir de esa repisa.

> Vía 24, 6a/a+ (6a peleón).
Sección de pasos tensos sobre presas pequeñas y un buen agarre que permite reposar y mirárselo bien a medio camino.
Conociéndola, para empezar no hubiera sido de lo más recomendable.

> Vía 25, 6a (normalito).
Sección con mejores agarres, alguno pequeño para darle un punto y pies más evidentes.

> Vía 26, V+.
Buen agarre, algún movimiento un poco largo y pasos atléticos.

César en la Vía 26

> Vía 27, V. Línea discretamente inclinada con agarres bastante decentes, alguno exagerado, y un pasito un poco más fino para lo que en general ofrece la línea.

Tras estas cuatro vías de trámite nos ubicamos debajo de las líneas que quedan debajo de la Torre de Guaita y que tiene una morfología atractiva y curiosa.

> Vía 23, 6a.
El problema de este trazado es básicamente superar el repecho de la entrada. No es muy complicado. El resto ofrece una escalada sobre agarres bastante buenos, a veces atlética (sobre todo para salir del segundo repecho) y otras sin mayores complicaciones.
Es conveniente usar una exprés larga en el cuarto seguro o deschaparlo una vez pasada la cuerda por la quinta cinta.

César en el inicio de la Vía 23

> Vía 22, 6a/a+ (6a peleón o 6a+ asequible).
Ésta ya dió más problemas.
Paso difícil de ver para atacar el repecho y me tengo que colgar para ver lo que hay. Pasos largos, en los que hay que apretar, sobre presas de falange positivas o que dejan trabajar bien.
Toda está ahí; una vez superado este paso el resto es bastante agradable de escalar.
A César le pasa lo mismo.
Ambos encadenamos en el segundo pegue.
Si se controla el paso es mejor chapar la siguiente cinta una vez completada la sección.
La reunión de la vía tiene dos chapas pero sólo consta de una argolla.

César atacando el repecho de la Vía 22

> Vía 21, 6b.
Esta línea fue la más completa del día, a pesar de su estado de abandono. Dos secciones difíciles. La primera para sortear el repecho, que fue la que nos tumbó en el primer pegue, y la segunda, en el tramo final de la vía, que combina una sección técnica seguida de otra atlética; en la que hay que tener un poco de morro.
Tras limpiar el repecho de hierbas damos con la secuencia ganadora para sortearlo. Una vez encontrada no resulta ser tan fiera como la pintan.
Como hubiera sido una lástima dejar esta vía sin encadenar, pues era la mejor del día, la encadeno al segundo pegue y no dejo deberes pendientes.
La línea tiene dos peros.
La tercera chapa está mal ubicada, justo en medio de la secuencia de salida del repecho. Con una cinta puesta chapas desde abajo y entras en materia sin tenerte que parar ni desgastarte.
Tras salir del repecho hay un tramo fácil y muy asumible, con su aleje correspondiente. El inconveniente que puedes tener es que la caída puede no ser limpia pues tienes un árbol debajo. Es difícil pero si caes a la altura de la chapa o chapando te puedes hacer daño.

Fue un día muy bien aprovechado, en total fueron 9 vías (aunque cuatro fueran minis) contando los dos segundos pegues para encadenar las dos vías con el paso puñetero. Acabé algo cansado pero no tan mal de la cadera como en otros días, y del pie de vía al parking es un senderito en acceso renqueantemente asumible.



En este enlace las vías de la parte izquierda, cortesía de Bloc Emprotat.

domingo, 17 de agosto de 2014

El Ninotauro En SU Laberinto


Sé que me acusan de soberbia, y tal vez de misantropía, y tal vez de locura. Tales acusaciones (que yo castigaré a su debido tiempo) son irrisorias. Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito) están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales. Que entre el que quiera. No hallará pompas mujeriles aquí ni el bizarro aparato de los palacios, pero sí la quietud y la soledad. Asimismo hallará una casa como no hay otra en la faz de la tierra. (Mienten los que declaran que en Egipto hay una parecida.) Hasta mis detractores admiten que no hay un solo mueble en la casa. Otra especie ridícula es que yo, Asterión, soy un prisionero. ¿Repetiré que no hay una puerta cerrada, añadiré que ho hay una cerradura? Por lo demás, algún atardecer he pisado la calle; si antes de la noche volví, lo hice por el temor que me infundieron las caras de la plebe, caras descoloridas y aplanadas, como la mano abierta. Ya se había puesto el sol, pero el desvalido llanto de un niño y las toscas plegarias de la grey dijeron que me habían reconocido. La gente oraba, huía, se prosternaba; unos se encaramaban al estilóbato del templo de las Hachas, otros juntaban piedras. Alguno, creo, se ocultó bajo el mar. No en vano fue una reina mi madre; no puedo confundirme con el vulgo, aunque mi modestia lo quiera.



El hecho es que soy único. No me interesa lo que un hombre pueda trasmitir a otros hombres; como el filósofo, pienso que nada es comunicable por el arte de la escritura. Loas enojosas y triviales minucias no tienen cabida en mi espíritu, que está capacitado para lo grande; jamás he retenido la diferencia entre una letra y otra. Cierta impaciencia generosa no ha consentido que yo aprendiera a leer. A veces lo deploro, porque las noches y los días son largos.
Claro que no me faltan distracciones. Semejante al carnero que va a embestir, corro por las galerías de piedra hasta rodar al suelo, mareado. Me agazapo a la sombra de un aljibe o a la vuelta de un corredor y juego a que me buscan. Hay azoteas desde las que me dejo caer, hasta ensangrentarme. A cualquier hora puedo jugar a estar dormido, con los ojos cerrados y la respiración poderosa. (A veces me duermo realmente, a veces ha cambiado el color del día cuando he abierto los ojos.) Pero de tantos juegos el que prefiero es el de otro Asterión. Finjo que viene a visitarme y que yo le muestro la casa. Con grandes reverencias le digo:Ahora volvemos a la encrucijada anterior o Ahora desembocamos en otro patio o Bien decía yo que te gustaría la canaleta o Ahora verás una cisterna que se llenó de arena o Ya verás cómo el sótano se bifurca. A veces me equivoco y nos reímos buenamente los dos.



No sólo he imaginado esos juegos, también he meditado sobre la casa. Todas las partes de la casa están muchas veces, cualquier lugar es otro lugar. No hay un aljibe, un patio, un abrevadero, un pesebre; son catorce [son infinitos] los pesebres, abrevaderos, patios, aljibes, la casa es del tamaño del mundo; mejor dicho, es el mundo. Sin embargo, a fuerza de fatigar patios con un aljibe y polvorientas galerías de piedra gris, he alcanzado la calle y he visto el templo de las Hachas y el mar. Eso no lo entendí hasta que una visión de la noche me reveló que también son catorce [son infinitos] los mares y los templos. Todo está muchas veces, catorce veces, pero dos cosas hay en el mundo que parecen estar una sola vez: arriba, el intrincado sol; abajo, Asterión. Quizá yo he creado las estrellas y el sol y la enorme casa, pero ya no me acuerdo.
Cada nueve años entran en la casa nueve hombres para que yo los libere de todo mal. Oigo sus pasos o su voz en el fondo de las galerías de piedra y corro alegremente a buscarlos. La ceremonia dura pocos minutos. Uno tras otro caen sin que yo me ensangriente las manos. Donde cayeron, quedan, y los cadáveres ayudan a distinguir una galería de las otras. Ignoro quiénes son, pero sé que uno de ellos profetizó, en la hora de su muerte, que alguna vez llegaría mi redentor, Desde entonces no me duele la soledad, porque sé que vive mi redentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá me lleve a un lugar con menos galerías y menos puertas. ¿Cómo será mi redentor?, me pregunto. ¿Será un toro o un hombre? ¿Será tal vez un toro con cara de hombre? ¿O será como yo?
El sol de la mañana reverberó en la espada de bronce. Ya no quedaba ni un vestigio de sangre.
-¿Lo creerás, Ariadna? -dijo Teseo-. El minotauro apenas se defendió.



=================================

Estuvimos una tarde en l’Agulla Boixar del Clot del Boixar y únicamente estudiamos una vía: la Ninotauro, su L1 que está orientado de 7b.
En lugar de hacer una narración de una sola vía, que quedaría monótona y fantasmal, busqué información relacionada con la palabra Ninotauro. No tenía ganas de pelearme haciendo juegos y variaciones con los horóscopos de los Niños Tauro y el resto de la, escasa, información obtenida no daba para más.
Me encontré con este cuento de la leyenda del Minotauro. La originalidad de estar narrado desde el punto de vista del Minotauro me cautivó y la calidad del mismo, y el peso de la persona que lo escribió, me hicieron plantearme seriamente centrarme únicamente en él para esta entrada del blog.
PD: La Ninotauro, con una temperatura óptima que no patinen los cantos, está sobrevalorada como 7b, 7a+ normalito.

miércoles, 13 de agosto de 2014

13 Strong


Visita casi obligada a Granoteres, en compañía de Magda, Aram, Laura y Oskar, ese lugar del Berguedà de placa dura y técnica y… norte.
Aram y Oskar no conocen el lugar y van a ello.
Yo voy con un objetivo muy claro: probar una vía, Tom Strong, y su variante, XIII; ambas las había abierto el año pasado. Y si las fuerzas y el tiempo acompañaban darle otra oportunidad a la Patint, Petant, Patum.

No está cerca y salimos con tiempo pensado tanto en llegar, cómo en regresar. Llegamos sobre las 12 y el pequeño parking está ocupado por dos grandes vehículos y tenemos que buscar un parking accesorio. Lo encontramos en un desvío de pista abandonado que hay unos metros antes.

Al pie de vía nos encontramos con Dina Bita y cia y otra cordada de dos personas.
Poca gente para ser un lugar de cara norte, supongo que el tipo de escalada, el grado mayoritariamente medio alto y la fama de “apretado” hacen el resto.
En la primera vía había algo de humedad ambiental pero luego, y durante el resto de día, se estuvo estupendo. Ni frío ni calor y se escalaba francamente bien.
De regreso vimos que el termómetro del coche marcada unos 36 grados a la altura de Manresa.

Magda en un momento del día

K y Laura fueron a probar el par de seisás del piso de abajo, el primero, La Gendarmería, con el paso incomprensible y el segundo, Trialsin, ya más razonable aunque poco hecho y con roca que limpiar.

> La Guarra, 6a+ (Orientada de 6a).
Es una línea abierta el año pasado y cuyo nombre ya avisa de lo que te vas a encontrar.
Es una fisura diedro que en su inicio era una selva vegetal y se limpio bastante al equiparla; aún así no acabó de hacernos el peso.
Inicio raro, bien asegurado, en que hay algún agarre que te has de trabajar algo embarrado, para seguir por tramo de chapas alejadas y agarrando unos grandes bloques en la fisura que da la impresión de que están cementados por el barro.
Yo en ese tramo no pasé grandes problemas, pero me tuve que colgar en una de las chapas Iniciales pues no encontraba otra manera de hacer el paso que no fuera pillándome de una zona embarrada, y pasé.

Aram en La Guarra

Desde está línea es muy fácil montar la Tom Strong pues comparten reunión y fue lo que hicimos.
Aram, Magda y yo nos dedicamos a las dos vías objetivo y las sometimos a un buen saneamiento. No podemos asegurar que quedaran limpias de polvo y paja en un 100% pero que los futuros repetidores arrancarán menos piedra eso seguro.

> XIII, 6b+.
Por las marcan de la reunión es posible que como mucho sólo haya pasado una cordada desde el día de su apertura hasta hoy.
Es normal pues es una variante y la Tom Strong es la vía alfa.
Tienen en común 2/3 de recorrido y luego XIII se desvía hacia la izquierda, un aleje con un buen reposo y otro paso duro.
Ese paso final nos tumbó a todos, a mi porque no encontraba la forma de levantar un pie, a Arram porque se le rompió un agarre, y a Magda porque iba en top.
Es una vía normalita y queda para otra ocasión.

Magda en XIII

Yo en XIII

> Tom Strong, 6c+ (Orientada de 7a).
Aunque haya algo de amor de padre, tengo que decir que está es una vía muy lograda, muy buena. Una buena combinación de escala sobre tramos de placa y de fisura y de pasos de tipo técnico con otros en los que hay que apretar.
Aram la encadenó en su primer pegue soplando e hiperventilando de lo lindo y trabajándosela de la forma difícil; como un 7a.
Yo la tuve que encadenar en el 2º pegue pues se me rompió una agarre saliendo de la última chapa. En cuanto a dificultad la veo como un 6c+ normalito una vez matizadas secuencias y truquitos.

Aram en el tramo común para XIII y Tom Strong

Idem

Yo en el tramo común

Mientras tanto K y Laura había vuelto del piso de abajo y habían escalado unos 6a’s de la canal de llegada. Les habían dejado mejores sensaciones que los de abajo y decidimos acabar el día con uno de ellos.

> Petroglif, 6a+ (Orientada de 6a).
Vía tranquila en la mayor parte de su recorrido, de ir buscando los agarres y ponerse, con una sección más complicada en su tramo final donde la dificultad sube de golpe.

K en Petroglif

Acabamos sobre las 18 h, que hay que contar en el tiempo empleado en el regreso a casa.
A mi gusta el lugar y es un tipo de escalada que no solo no me desagrada sino que la disfruto (cuando la acierto), pero es una lástima que no haya globalmente más líneas entre el 6c y el 7a+. Me extraña que durante este año no se hayan abierto más vías después de la fiebre equipadora del año pasado. Bueno, va a rachas.



La cadera acabo cansada pero se portó estupendamente en lo importante.
Hasta la próxima visita.

domingo, 10 de agosto de 2014

You Can Do It, But I Don't


Otra tarde en El Pas De La Mala Dona.
Aunque es una lotería ir por las tarde en época de calor; te puede tocar un día malo y pringar de lo lindo.
En esta ocasión fue regular y tiró a malo al final de día. El tacto era de humedad. Al principio de la jornada magnesiando y concentrándose en el paso se podía escalar y hacer algo positivo; pero al final del día ni encomendándose a la fe, si los pasos eran algo tensos, o de fuerza, las manos se te escapaban de los agarres.
Pero asegurando y al pie de vía, incluso al sol, soplaba un aire fresquito que bajaba la temperatura y se estaba la mar de bien;.
Fui con Aitor y cada uno tenía una idea en la cabeza.

> Garroma, 7b.
La vía proyecto de Aitor. Inicio común con Puja la Febre con la que comparte los químicos iniciales para desviarse por una línea de paraboles. Es una vía que concentra su dificultad en las primeras chapas tras la bifurcación.
El segundo pegue debía ser el bueno pero hay un chapeo que lo deja muy exprimido y luego la dificultad de la vía le supera.
La dificultad de la vía ha oscilado entre el 7a+ y el 7b+ desde su apertura. A día de hoy se vende de 7b y que luego cada cual haga sus matizaciones.

Aitor en Garroma

> Combo Pico-Pato Voladores, 6b.
Unos 37 metros y 17 expreses, alguna larga, sin contar reunión.
Es la combinación de la Variante Pico-Pato que se continúa con la arista de la Bicho Voladores, al alcanzar la repisa común a ambas, hasta alcanzar la reunión de la Bicho.
No era el objetivo del día, era el subobjetivo. La encadeno poniendo cintas, con los dedos sudando, y me llevo la única alegría del día.
No hay grandes problemas de roce con la cuerda, se nota que pesa pero permite escalar. Quitar alguna cinta en el tramo de la Variante Pico Pato o poner alguna un poco más larga de lo estándar puede ayudar un poco más.
Esta vía era para calentar y de paso poder montar en top el verdadero objetivo del día, la You Can Do It.

Aitor en Garroma

> You Can Do It. 7c? (Orientada inicialmente de 7a+/b ?).
Unos 37 metros, 17 expreses sin contar reunión.
Continuidad en bloque, sin reposo, durante 3 chapas.
La intención es probar la vía, ver si los seguros funcionan como se ha previsto y tastar la dificultad de la sección dura.
La vía únicamente requiere un poco de gestión de cintas en su inicio. Comparte la primera chapa con la Asesinado Por El Cielo y luego hace una travesía hacia la izquierda; es recomendable ir deschapando al menos las dos primeras. Luego poner alguna exprés larga puede ser de ayuda, sobre todo en la zona herbosa.
La sección dura es jodidamente difícil, contundente. Es la placa que se ve claramente a media línea, vertical con un desplome muy suave y de agarres pequeños y muy pocos pies; gestualmente tensa, y exigente.
Yo no puedo con ella y Aitor fue capaz de hacer los primeros movimientos; estaba ya cansado por la Garroma y la humedad no ayudaba.
Las chapas permiten su montaje y cuando ya aleja hay que ir a buscar el primer agarre bueno de toda la placa y se chapa desde él.
Es final de vía, bastante más asequible, es gestualmente bonito y le pone la guinda.
Con una cuerda de 80 se puede asegurar con cierta comodidad desde el lecho de grava.

Aitor en You Can Do It

> El Machote, 6c/c+.
Me habían hablado bien de ella y tenía ganas de probar este trazado.
Hubo quien me lo vendió de 6b, pero incluso quitando el factor humedad creo que de 6c no baja.
Tiene un inicio peculiar. Tras compartir unos agarres iniciales con El Mono con Navaja en sus primeros seguros se desvía a su derecha, hasta que alcanza la repisa. Aquí se cruza con El Mono Con Navaja y discurre entre esta vía y la Bonsai hasta su reunión.
La morfología de la roca por la que discurre la vía ofrece una escalada muy variada postural y gestualmente, en general sobre buenos agarres, a excepción del tramo central donde hay una sección de romos bastante antipática (y más con humedad).
El mayor defecto de la vía es su reunión, demasiado frágil para el ambiente marino de Mala Dona. Y si hechas una mirada a la línea de chapas ya oxidadas que hay a su izquierda no te quedas tranquilo.
La sección de romitos me detuvo y el chapoteo en los agarres finales hizo que fuera por faena a acabarla y desmontarla. Vendrán días mejores.

Aitor en You Can Do It

A lo tonto, a lo tonto se nos hizo más tarde de lo esperado y cuando nos marchamos lo hicimos bajo la luz de la luna.
Quedan más cosas para otros días, si Dios quiere.

miércoles, 6 de agosto de 2014

SOLIUS


La zona de escalada de Solius se encuentra, administrativamente hablando, en la gironina comarca del Baix Empordà, en el término municipal de Santa Cristina d’Aro.
Geográficamente está incluida dentro de la Vall de Solius, un Espai d’Interès Natural i Paisatgístic de la Costa Brava; de unas 180 hectáreas de extensión sito en el extremo meridional del término municipal de Santa Crisitna d’Aro. El Vall d’Aro está atravesado por el río Ridaura. En su zona media cruza el valle y lo divide en dos mitades, la norte limitada por los contrafuertes de las Gavarres y la sur, por el macizo d’Ardenya. En esta última se ubica Solius.
La Vall de Solius es considerada uno de los espacios más emblemáticos de la Costa Brava por su riqueza natural, paisajística y patrimonial; siendo unos de los entornos menos inalterados de la comarca.



Lo característico de Solius es el conjunto de afloramientos graníticos en forma de monolitos sumadamente atractivos y variados.
El conjunto de afloramientos o agujas agrupados cartográficamente bajo el nombre de Roca Ponça es el que en escalada se suele referir como Solius; y cada aguja tiene un nombre propio. Hay que incluir otras agrupaciones cercanas como las Roques Bessones.

GEOFORMACIÓN.-

A lo largo de la historía geológica de el macizo de l’Ardenya se han combinado diferentes procesos que han dado lugar aun paisaje constituido por características formas de modelado granítico. La geomorfología comprende tanto formas mayores (domos, torres rocosas) como menores (cazoletas de erosión, tafoni,...)
Desde el Mirador de la Pedralta, en el límite de los términos munipales de Santa Cristina d’Aro y Sant Feliu de Guixols se tiene una buena visión del conjunto: las crestas rocosas de los Carcaixells y el valle del arroyo de Solius en los que sobresalen los domos de Solius y Roca Ponça.
En el modelado granítico de esta zona han tenido un importante papel los procesos de meteorización química, el hundimiento del valle y la erosión fluvial.
En el Mioceno y el Plioceno se produjo una intensa meteorización qñímica de los granitos a partir de la red de diaclasas generando un importante manto de tierra (1). Hace unos 270 millones de años.
El hundimiento del valle d’Aro y la red fluvial del Ridaura erosionaron la arena y el relieve quedó configurado por las partes del macizo granítico no alterado que permanecen en forma de domos y torres rocosas (2).



Los domos son relieves residuales (4) fruto de la erosión diferencial. Deben su formna redondeada a que la descomposición granítica no es uniforme. Es más efectiva dodne se interceptan dos o más fracturas (3), con los que los bloques de la masa rocosa tienden al redondeo a partir de vértices y aristas.
Otras macroformas (5) que se pueden observar son las bolas, núcleos residuales de roca inalterada que afloran al desaparecer el manto de la arenisca, y las torres rocosas, de formas rectilíneas y alargadas formadas por varios bloques superpuestos donde se reconocen los planos de fractura de las rocas. Entre las más conocidas destacan la Pedra Sobre-alta situada cerca de Sant Grau de la Ardenya y la Pedralta situada en el límite entre Santa Cristina de Aro y Sant Feliu de Guíxols, junto a la zona de parking indicada.
Fuentes, Una, dos.

ACCESO.-

Nosotros como siempre salimos desde BCN. La originalidad no es nuestro don más preciado.
La mejor opción es subir por la Autopista, la AP-7 hasta la salida 9. Unos 6€ contando los dos peajes. Es factible subir por la C-17 y empalmar con la AP-7 después del primer peaje, quedando entonces en unos 4,75€.
Llegados a la Salida 9, hay que escoger la salida 9A, es más directa. Pero si te confundes y escoges la 9B tampoco tienes problemas. Circulamos por la C-35 dirección Platja d’Aro principalmente.
Vamos haciendo kilómetros.
Más adelante, a la altura de Llagostera, se junta con la C-65.
Aquí ya hay que estar atentos. Al poco de pasar el punto kilométrico 100 de la C-35 o el km 8 de la C-65, a mano derecha hay un desvío a una carretera lateral, a la altura de un edificio/almacén de venta de mobiliario.
En pocos metros nace en perpendicular, a la derecha, una carretera asfaltada, señalizada con el letrero de Mas Patxot. Enfrente nuestro se observa una gasolinera.
Si nos pasamos este desvío es factible retornar al punto de partida por un paso bajo carretera que hay unos 200 metros más adelante.




Circulamos por esa carretera en suave ascenso.
Dejaremos a nuestra izquierda el Dipòsit Controlat de Santa Cristina d’Aro.
Más adelante y cuando ya llanea y se desvía suavemente hacia nuestra derecha hay dos explanadas, una a cada lado de la carretera. Es el parking.
De la explanada de la izquierda, sobre su mitad y señalado con un cartel que pone Roca Ponça, nace el camino que nos ha de llevar a nuestro destino.
Caben unos 12 vehículos.
Os daréis cuenta de que os habéis pasado el parking pues veréis que os alejáis de la zona.
En total entre 1 hora y 1 hora y 15 minutos.



Caminamos entre los árboles hasta llegar a una zona de terreno libre de vegetación como una placeta. A la izquierda nos iríamos a las Roques Bessones y recto a Roca Ponça (que es nuestro destino en el día de hoy).
Caminamos recto hasta llegar al borde del valle. Si nos fijamos bien veremos una marca de GR blanca y amarilla un una gran roca antes de iniciar el descenso (GR no incluido en la Xarxa de Senders, al parecer).



Aquí hay dos opciones.
Si queremos ir a la zona de las Agujes (Central, De Baix, etc), hay que bajar por ahí. Es un sendero de empinado recorrido y a veces algo intuitivo. Nos dejará a pie de Les Agulles. Desde éstas es factible llegar a las otras formaciones rocosas. En ocasiones el acceso en estas agujas está equipado con una cuerda fija y puede que con escalones.
Ocasionalmente podemos encontrar alguna fita/hito.

Bajando hacia las Agujas

Si queremos ir directamente a las formaciones rocosas de Esperonet y Roca Ponça es mejor recular un poco y bajar un poco campo a través hasta un gran pino. Visible desde donde estábamos ubicados.
Llegados al pino es visible el sendero que nos hará llegar directamente a esas dos formaciones rocosas. Es un sendero muy agradecido de pendiente muy suave.
Del parking al pie de vía objetivo habrán como mucho unos 15 minutos.

ESCALADA.-

Escalada sobre granito, siempre difícil, de grano medio; tanto en la zona conocida como Roca Ponça como en Les Roques Bessones.
Más de 150 vías la mayoría cercanas a los 30 metros de altura. Es factible encontrar alguna de hasta 100.
La dificultad oscila entre vías de IV y de 7b. Hay alguna aislada que pica un poco más. En general predomina el grado bajo y el medio; y es una buena zona de iniciación.
Predominan las placas técnicas pero también hay vías bastante verticales y alguna con desplomito. Y agarres de todo tipo: regletas, romos, agujeros, tacos,…
Muchas vías tienen reuniones intermedias. El primer tramo suele ser de grado bajo y el segundo de roca más vertical ya pica más.
En Solius es posible que se escale desde la edad de piedra y muchas generaciones de escaladores han tenido en estas rocas su zona de aprendizaje.
De hecho hay líneas que se abrieron primeramente en solo y más tarde se bien equiparon; para evitar que otros jóvenes inconscientes no siguieran el ejemplo de los primeros y sufrieran un percance que los fiscalizara de por vida.
Hay restos de todas las variedades de escalada aunque a día de hoy está mayoritariamente deportivizada.
Hay vías de artificial equipadas con plomo, reseñadas.
El equipamiento deportivo es muy variado; desde chapas Fixe del 8 ancladas con un buril a químicos, pasando por espits y paraboles.
Las agujas ofrecen caras en todas las orientaciones de forma que es prácticamente escalar durante todo el año jugando con el paso del sol durante el día. Predominan las caras soleadas lo que la hace más una escuela de época fría. La mayoría de las piadas en los blogs son de esa época del año.
En verano es factible escalar a la sombra tanto por la mañana como por la tarde, como es una zona como socavada hay que acertar el día; y si sopla algo de viento mejor que mejor.

Incluso en pleno agosto es factible escalar en Solius (igual esta foto no es un buen ejemplo)

Senderos de tránsito fácilmente reconocibles, pie de vía bastante bueno (entre el uso humano y algún incendio lo han acomodado) y en ocasiones hay un buen rellano.
En alguna línea es factible encontrar el nombre



Las reseñas clásicas son las que sen encuentran en la web de Fills de Solius. Un diseño que refleja mucho cariño. Por desgracia han quedado bastante obsoletas.
En el Vertex 192 se publicó un reportaje de la zona con reseñas parciales centradas en 3 de las agujas.
No es factible encontrar un pack de reseñas actualizadas de la zona y hay que ir picoteando de los blogs de escaladores asiduos al lugar, como libertasinlapis, escaladescat, etc.
Tampoco he podido encontrar reseñas de Les Roques Bessones.

LA AVENTURITA.-

Nunca he estado en Solius y tenía ganas de conocerlo.
Ya que el lugar es desconocido y dado que las referencias que encuentras en La Red la mayoría informan de visitas durante a los meses de frío; visitarlo en pleno mes de agosto daba a entender de que no era la mejor de las ideas. A Josep no le importó volver a visitar ese lugar, así que ya siendo dos nos pusimos a ello.
Según la meteo habría una bajada de las temperaturas y algo de nubes lo que iba en positivo a nuestra idea.
Reuní toda la información que pude de cómo acceder y sobre las agujas y sus vías.
Josep lo había visitado hace muchos años y fue de ayuda a la hora de dar con accesos importantes y no perdernos en demasía dando vueltas.
El parking no estaba vacío.
Y en la sombra de l’Agulla Central encontramos a unas cuantas cordadas.
Y a la tarde cuando nos íbamos, sobre las 16 h, aparecieron nuevas cordadas.
O sea que, por aquí, en pleno verano hay movimiento.
Nuestro objetivo era ir a Roca Ponça, que según referencias era la que más sombra ofrecía sin moverse de sitio.
A falta de un mejor conocimiento del terreno bajamos hacia la zona de las Agulles. Allí el grupo de escaladores nos indicó como ir a Roca Ponça y como tomar el sendero de regreso más directo sin tener que dar toda la vuelta.
Empezamos escalando en Roca Ponça Oest y sobre las 13 horas ya nos daba el sol en plenos ojos, de forma que no se podía escalar.
Íbamos a ir a las Agulles cuando de casualidad nos dimos cuenta de que en la cara Est ya era sombra incluso en el pie de vía y además corría un aire muy fresquito por lo que acabas la escalada en esa zona.
No fue una jornada de escalada muy agradable pues la bajada hasta las Agulles me cargó la cadera, y no sólo no me libre de la molestia sino que fue en aumento hasta que fue el momento de tocar la campana.

ROCA PONÇA OEST.-

Comenzamos por las vías fáciles para hacernos al sitio y divertirnos un rato.
Hay más líneas que las reseñadas y en algún momento, sobre todo cuando llegas a la primera R, es complicado saber que viene a continuación.

El Musol, V+.
Línea que no tiene grandes complicaciones si buscas siempre el agarre más grande. Es que media vía tiene una chapa muy excéntrica a la izquierda, en placa lisa, y te quedas con las dudas.

pep en El Musol

El Drac, V+.
Es una vía que ofrece una escalada divertida y peculiar sobre unos tacos de granito que surcan en diagonal la pared, a modo de las escamas del lomo de un dragón.
El problema es que según reseñas la vía acaba a media pared, pero puedes seguir escalando esa línea de tacos hasta la cornisa de arriba. Como no sabemos donde nos estamos metiendo continuamos escalando una diagonal de derechas que sale de esta vía y que acaba en una reunión a media pared. Donde para llegar a la reunión nos aguarda un pasito potente.

Pep en El Drac

ROCA PONÇA EST.-

Intentamos continuar con un 6a pero nada más llegar a la primera chapa el sol nos da de lleno en los ojos y acabamos en otra cara de esta aguja.
Pie de vía un poco más huraño y roca más vertical que en la cara oest.

Hotel Rich California, 6a+ (6b entreparéntesis en las reseñas).
Trazado de grado ajustado y no sale a vista; a medio camino en lugar de salir un lugar musgoso intento salir más o menos recto y no fue factible.
Josep también lo intenta y opta salir por el lugar musgoso. Una vez te has puesto se encuentra un agarre decente desde el que chapa bien.

Pep en Hotel Rich California

Trempera Matinera, 6c+/7a (Orientada de 6c).
Camino vertical muy difícil a vista y que incluso conociéndolo daría problemas.
La probamos en top para conocer como son los 6c de aquí y al llegar a la penúltima chapa en lugar de seguir el camino que planteó el equipador nos escaqueamos por la derecha.
Es buena, es intensa, es difícil, pero para nada un 6c.
Después de esta experiencia ya habíamos vendido todo lo vendible y optamos por regresar a casa.
A la espera de que un día, en el futuro, sea más provechoso que este.
Eso si, tuvimos un día magnífico a la sombra.

CONSEJOS Y OTRAS COSAS.-

En el año 2012, en el mes de marzo, un incendio devastó la zona. Del aspecto desolador de después del incendio al actual ha habido una notable recuperación. Gran parte de los alcornoques aún tienen la corteza quemada pero al ser corcho el daño no fue muy serio y se ha recuperado de forma espectacular.
Mejor no tocar ni apoyarse en los árboles pues te quedas negro.

Hasta hace poco se venían celebrando las 24 Hores d’Escalada a Rocaponça, organizadas por la Colla Excursionista Cassanuenca i el Fills de Solius. Una mezcla de concurso, fiesta y competición donde lo importante es participar. La última de la uqe hay noticia fue del junio del 2013.

Els Carcaixells d'en Dalmau

Recordar que estáis en un entorno natural de gran belleza y tranquilidad; y además es un espacio natural muy conservada y se vigila con lupa todo aquello que pueda causarle un perjuicio.
- Ser respetuosos con el entorno y sus estructuras Aparcar en los lugares establecidos sin entorpecer el paso de otros vehículos.
- Respetar la arquitectura que delimita la zona, marcas, hitos, senderos,...
- No maltratar ni romper las plantas, ni molestar la fauna local.
- Hacer las necesidades corporales en lugares discretos, enterrando la mierda luego. Así mismo la de los perros.
- Recoger la basura (esparadrapo y colillas incluidas) y depositarla en el contenedor más cercano. Las pieles de naranja son biodegradables, pero en gran cantidad son desagradables a la vista y les cuesta desaparecer.
- No encender fuego.
- Limpiar de magnesio las vías una vez probadas. No clecas y si os da por hacerlas borrarlas luego. No gustan a todo el mundo y no es deportivo.

domingo, 3 de agosto de 2014

Viejo Lugar, Nuevos Proyectos


Visita escaladora a un viejo sitio conocido pero poco explorado, El Clot del Tambor Sector Izquierda.

Visual desde el Sector Derecho

Sólo he estado en dos ocasiones en esta zona y fue al principio de mi camino vertical. Mis recuerdos son grises.
Negros porque las vías de abajo me parecían muy a bloque y blancos porque las del piso superior me parecieron mejores, más mantenidas, más de mi gusto.
Entre una cosa y otra (la orientación, la regulación, el momento,…) este sector quedaba ignorado mientras el lado derecho recibía al menos una visitilla al año.
Esta tarde junto con Aitor he podido reparar esta situación, digamos, algo injusta. Hemos ido al pie de vía más accesible y me ha permitido matizar alguna de mis impresiones de la época juvenil.
Sobre las 16 h Aitor y yo llegamos al parking y la pared ya está a la sombra en su totalidad.
Aproximación corta pero no muy rápida por el lecho de grava por el que hay que ir caminando y por las molestias de la cadera.
Básicamente hay que caminar por los senderitos que van naciendo, juntándose y se vuelven a bifurcar hasta que estamos prácticamente a la altura de las estribaciones iniciales de ambos sectores.
Tras pasar por un punto en que el sendero esta algo selvática, a mano izquierda, hay un hito que marca el inicio del sendero que nos llevará al pie de vía.
Hasta este punto el sendero era bastante llanito, ahora hay que subir por unos repechos no muy complicados y casi llegando al pie de vía se bifurca en derecha e izquierda. A pesar del tiempo que debe pasar a causa de la regulación y del poco o nulo tránsito los senderos son fáciles de encontrar.
Nosotros en esta ocasión montamos el pie de vía en la placa de la izquierda; un pie de vía algo terroso.
Tengo unas reseñas actualizadas que hace mucho se colgaron en LaNocheDelLoro y ahora deben estar en la guía Montserrat Sur Vías Cortas.
Sólo recuerdo que una vía de la derecha tenía una llegada difícil y que otra de la izquierda tenía una buena entrada a bloque.

> Aquí No Me La Frotas, 6b/b+ (Orientada de 6b+ en la Montserrat Cara Sur y como 6c en otras reseñas).
Esta era la vía de la que tenía como recuerdo una llegada chunga a la reunión.
Aitor se la hace a vista y deja las cintas puestas.
Yo encadeno en el segundo pegue y es de agradecer el tener un cinta pasada por la reunión.
Hasta la penúltima chapa, en la que hay un buen reposo, es una línea de continuidad sobre agarre muy bueno o bastante sencilla. La vía en sí son pues las dos últimas chapas. Hay ahí un repecho con paso largo que obliga a posturearse y luego cuesta encontrar los mejores agarres. La R se chapa desde un agarre que hay por encima.

Aitor en Aquí No Me La Frotas

> Vejez Prematura, 6c en Guía Montserrat Cara Sur y 7a en otras.
Y ésta era la vía que yo recordaba con una entrada cabrona.
Aitor prueba la entrada varias veces y cuando tiene la secuencia, hasta salir de la segunda chapa, por la mano la encadena. La línea es tensa durante toda su primera mitad y luego ya afloja.

Aitor en Vejez Prematura

> Carboneros, 6b+/c. (Orientada de 6c en las reseñas que estaban en LaNocheDelLoro).
Línea de continuidad, más buena de lo que parece; aliñada con algún alejillo pero con las chapas bien puestas.
Una entrada gorilera da paso a una sección tranquila hasta poco más de media pared donde se pone atlética: buenos agarres, pasos largos y una llegada a la reunión con los agarres más pequeñitos, alguno poco evidente y con la chapa en una situación que infunde algo de respeto.
Un poco más difícil que su vecina, la Aquí No Me La Frotas.

> Lo Nano, 7a+.
Continuidad en bloque hasta que sales de la 3ª chapa. Pies malos, agarres pequeños y que patinan, y pasos largos dinámico-lanzados; una gozada.
Luego afloja mucho y se junta con el trazado de su derecha, compartiendo chapas y reunión.

Aitor en Lo Nano

Así fueron pasando las horas, recogiendo pasadas las 20:30 h.
Tuvimos un buen tiempo en las horas iniciales, corría un airecillo fresco, no se notaba el calor y el tacto era bueno. Más tarde paro el viento y a última hora los agarres ya tenían ese desagradable tacto acuoso/patinoso. Es para mi un misterio porque sobre las 20 - 20:30 horas hace como más humedad ambiental y el tacto de la roca cambia tanto. Es lo que hay.
El resto del paño de pared para irlo explorando en otros días.