Bueno cambianos un poco las cosas, o las recuperamos, ¿quién sabe?,
Cuando inicié este blog estaba convalenciente y era multitemático, como se encarga de enunciar el banner de entrada.
Con el paso del tiempo se centró más en la escalada. Era lo que tocaba, y ya que hacer la entradas consume su tiempo y era mejor centrarse en lo que parecía más prioritario.
Durante ese tiempo echaba de menos el resto de actividades y uno de de los leit motiv lo desarrollé como texto de encabezamiento. No lo guardaba pues no era algo generado por mi, aunque fuera una mera descripción de una excursión, sin más; sino que cada texto nuevo sobrescribía al anterior.

Con el paso del tiempo he echado en falta que esos textos, copias directas de los hablado o leído en diversos media, no quedaran guardados y a disposición de quién los buscara.
Así que he decidido almacenarlos como entradas en el blog.
No hace falta avisar, creo, pero lo recalco que son mis gustos, que la emoción que despiertan dependen del momento en que me encuentre y de un visionado muy continuado, a veces, de la materia a la que hacen referencia y que "para gustos colores".

Suerte, bienvenidos al Caos (esa escalera que se sube) y que los disfrutéis.

====================

También tengo que dejar constancia de que gracias a Google ahora tengo más problemas a la hora de diseñar las entradas del blog.

Google ha eliminado el programa Picasa y lo ha sustituido por Google Fotos.

Eso ha cambiado la forma de tenía de gestionar mis fotos y mis álbumes por otra en la que, para mi gusto, no tiene la misma plasticidad; y sobre todo el emplear imágenes para ilustrar el blog ya que ahora no se puede “Insertar fotos o álbumes en sitios web”.

Hay entradas guardadas y programadas que no han sufrido daño pero otras sí. Desconozco si hay alguna entrada antigua que se haya visto alterada por “esta mejora”.

Para las entradas de reciente creación he tenido que buscar otro servicio y he recurrido a la competencia, a Flickr de Yahoo; y adaptarme a su forma de gestionar.
La gestión de las fotos y álbumes me parece un poco más engorrosa que la que ofrecía Picasa, igual cuando lo tenga más por la mano lo veo de otra manera, pero permite insertar/añadir imágenes en el blog.

Entiendo que Google no quiera perder terreno ante la competencia y quiera adaptarse a las actuales corrientes sociales pero Google se ha hecho el gigante que es porque ofrecía a la gente lo que ésta pedía y lo que necesitaba. Cambiando un servicio a peor, ya que para mi restarle competencias a lo que ya ofrecía es a peor, Google se está convirtiendo en una empresa perversa pues ya no ofrece al usuario lo que éste demanda sino que desde su posición obliga al usuario a adaptarse a lo que se le ofrece, un “o lo tomas o lo dejas”.

Por comentarios que me han hecho lectores del Blog hay dificultad para ver algunas de las imágenes y para poder descargarlas. Por lo que he visto, a pesar de que se trata de fotos subidas a álbumes de carácter público, con la remodelación de Picasa a Google Fotos hay imágenes que se han transformados en privadas, por la cara, y han dejado de ser accesibles a todos los públicos. Como revisar las más de 700 entradas que hay actualmente es inviable recomiendo que si alguien está muy interesado en alguna imagen se onga en contacto a través del correo del blog e intentaré arreglarlo o hacérsela llegar.

viernes, 10 de abril de 2009

Tsutomo Yamaguchi



Este hombre, en una cadena de eventos inconcebibles, estuvo dos veces peligrosamente cerca de la zona cero nuclear en la II Guerra Mundial. Más de 60 años después, este hombre se 93 años se ha convertido en el primer y único superviviente de los dos ataques que ha recibido el reconocimiento oficial de las autoridades japonesas.

El 6 de agosto de 1.945 estaba en Hiroshima, preparando el retorno a casa de un viaje de negocios cuando un bombardero B-29 americano, el Enola Gay, lanzó una bomba atómica en la ciudad. Yamaguchi sobrevivió, mientras otros 140.000 murieron, algunos en un agónico instante, otros, meses después.
Recuerda que oyó al Enola Gay volando en círculo pero pensó que no era nada: Hiroshima era una base industrial importante en esos tiempos de guerra y el sonido de aviones volando en círculos se había convertido en parte de la cotidianidad.
En cuestión de segundos fue golpeado hasta los pies por la fuerza de la explosion que tenía lugar en el centro de Hiroshima a la 8:15 horas anunciando su llegada con luz cegadora y un ruido ensordecedor. Al dirigirse a la estación de tren al día siguiente, Yamaguchi presenció la destrucción y la carnicería que la bomba había dejado a a su paso.
Quemado y casi incapaz de comprender lo que acababa de pasar -solo que había sido testigo de una bomba diferente a cualquier usada antes-, Yamaguchi paso una incierta noche protegiéndose en un búnker antiaéreo antes de volver a casa al día siguiente.
Esa casa estaba a 290 km al oeste, en Nagasaki. Su llegada fue el día antes de que el pueblo fuera devastado por una segunda bomba atómica el 9 de agosto.

Ya en Nagasaki a las 11:02 del 9 de agosto, mientras su jefe ponía en custión su relato sobre lo sucedido en Hiroshima, porque dudaba de que una sola bomba pudiera destruir una ciudad entera, otra bomba explotaba en Nagasaki. Más de 70.000 residentes de Nagasaki no fueron tan afortunados
Él, su mujer y su hijo sobrevivieron y pasaron la semana siguiente en un cobertizo cerca de lo que había quedado de su casa. Su hijo murió años más tarde, a los 59, por un cáncer.

Tsutomo Yamaguchi en 2.006

Otros han muerto prematuramente de cáncer o enfermedades hepáticas causadas por la exposición a la radiación. Yamaguchi se mantiene en relativa buena salud aparte de la sordera de un oído y las quejas de que sus piernas “empiezan a estar débiles”.
“Mi doble exposición a la radiación es ahora un registro oficial del gobierno. Podrá contar a las generaciones jóvenes la horrible historia de las bombas atómicas incluso hasta después de mi muerte.”
El status de Yamaguchi no había sido reconocido hasta ahora oficialmente porque el Gobierno consideraba que un cambio en su identificación no habría servido para mejorar su situación. Pero a principios de este año, Yamaguchi volvió a cursar una petición, lo que provoco que se llevara a cabo el proceso.
“Hasta lo que nosotros sabemos, es la primera persona reconocida oficialmente como superviviente de dos bombadeos atómicos”, señala Toshiro Miyamoto, un alto funcionario del Gobierno de Nagasaki.

Extraído de Justin McCurry para The Guardian/El Mundo del día 26/03/09

No hay comentarios:

Publicar un comentario