Bueno cambianos un poco las cosas, o las recuperamos, ¿quién sabe?,
Cuando inicié este blog estaba convalenciente y era multitemático, como se encarga de enunciar el banner de entrada.
Con el paso del tiempo se centró más en la escalada. Era lo que tocaba, y ya que hacer la entradas consume su tiempo y era mejor centrarse en lo que parecía más prioritario.
Durante ese tiempo echaba de menos el resto de actividades y uno de de los leit motiv lo desarrollé como texto de encabezamiento. No lo guardaba pues no era algo generado por mi, aunque fuera una mera descripción de una excursión, sin más; sino que cada texto nuevo sobrescribía al anterior.

Con el paso del tiempo he echado en falta que esos textos, copias directas de los hablado o leído en diversos media, no quedaran guardados y a disposición de quién los buscara.
Así que he decidido almacenarlos como entradas en el blog.
No hace falta avisar, creo, pero lo recalco que son mis gustos, que la emoción que despiertan dependen del momento en que me encuentre y de un visionado muy continuado, a veces, de la materia a la que hacen referencia y que "para gustos colores".

Suerte, bienvenidos al Caos (esa escalera que se sube) y que los disfrutéis.

====================

También tengo que dejar constancia de que gracias a Google ahora tengo más problemas a la hora de diseñar las entradas del blog.

Google ha eliminado el programa Picasa y lo ha sustituido por Google Fotos.

Eso ha cambiado la forma de tenía de gestionar mis fotos y mis álbumes por otra en la que, para mi gusto, no tiene la misma plasticidad; y sobre todo el emplear imágenes para ilustrar el blog ya que ahora no se puede “Insertar fotos o álbumes en sitios web”.

Hay entradas guardadas y programadas que no han sufrido daño pero otras sí. Desconozco si hay alguna entrada antigua que se haya visto alterada por “esta mejora”.

Para las entradas de reciente creación he tenido que buscar otro servicio y he recurrido a la competencia, a Flickr de Yahoo; y adaptarme a su forma de gestionar.
La gestión de las fotos y álbumes me parece un poco más engorrosa que la que ofrecía Picasa, igual cuando lo tenga más por la mano lo veo de otra manera, pero permite insertar/añadir imágenes en el blog.

Entiendo que Google no quiera perder terreno ante la competencia y quiera adaptarse a las actuales corrientes sociales pero Google se ha hecho el gigante que es porque ofrecía a la gente lo que ésta pedía y lo que necesitaba. Cambiando un servicio a peor, ya que para mi restarle competencias a lo que ya ofrecía es a peor, Google se está convirtiendo en una empresa perversa pues ya no ofrece al usuario lo que éste demanda sino que desde su posición obliga al usuario a adaptarse a lo que se le ofrece, un “o lo tomas o lo dejas”.

Por comentarios que me han hecho lectores del Blog hay dificultad para ver algunas de las imágenes y para poder descargarlas. Por lo que he visto, a pesar de que se trata de fotos subidas a álbumes de carácter público, con la remodelación de Picasa a Google Fotos hay imágenes que se han transformados en privadas, por la cara, y han dejado de ser accesibles a todos los públicos. Como revisar las más de 700 entradas que hay actualmente es inviable recomiendo que si alguien está muy interesado en alguna imagen se onga en contacto a través del correo del blog e intentaré arreglarlo o hacérsela llegar.

jueves, 23 de agosto de 2012

Collsuspina's Wild Day


Este lugar es un buen licor en un vaso de diamante.
Fabricado en sueños
forjado en acero,
con un punto de miel,
lento y dulce.
No puedo resistirme a la tentación.


Fuí huyendo del ardiente abrazo
y del seco aliento,
para que no me inundara la tristeza.
Fuí directo a la sombra
donde quiera que sople el viento,
donde el aire es fresco y limpio,
y me pudiera sentir salvaje y libre.

Es posible que eso no fuera suficiente
y que en medio de mi extraña búsqueda
me encontrara en apuros;
y el calor y la humedad me convirtieran en humo.
Y cada vez que patinara
me volviera un poco más loco.
Me esforzaba por tocar,
pero sabía que estaba arruinado.


Sin una sola cosa que mostrar,
en este día me bebí mil naufragios.
Cogí cada sueño que estaba respirando
y los pájaros volaron lejos de mi cabeza.
Arrancaré los recuerdos de mis ojos,
cortaré el corazón de la montaña.
Al mediodía me habré ido
y por la noche mis huesos lo notarán.

Y mientras espero tiempos mejores,
lo que tendré que recordar
en esta dolorida noche es
un viejo y triste sentimiento:
hoy es cielos grises,
mañana es lágrimas,
y que tendré que esperar hasta que ayer esté aquí.
 


Basado en canciones de la obra de Tom Waits, FRANK'S WILD YEARS, 1987; Island Records
- Joaquim en Sumum, 7b;
- Dani Farré en Dinamita Pa'los Pollos, 8a+

Yo tengo colgadas a disposicion del público unas reseñas de esta zona. Hay gente que las usa y me hace ilusión pues veo que el trabajo de hacerlas no fue en balde y es útil. Aún y así tienen erratas: La zona de octavos de la Dinamita y vecinas está mal. Hay unas reseñas de Collsuspina/Creu de Castellar que son mejores; las que hizó Mohawk. Como cerró el blog las he subido a Dropbox, junto con un añadido de unas líneas que ayudó a equipar Ferran Guerrero. El enlace aquí y La Visera.
=====================================

Ojalá hubiera nacido. Pero a mí me construyeron. De cero, a partir de las cosas que encontraron por casa” (Tom Waits. 1999)

Thomas Alan Waits nació el 7 de diciembre de 1949 en la localidad californiana de Pomona (Estados Unidos) en el seno de una familia con ascendencia noruega, irlandesa y escocesa.

Tom Waits es un artista único, eclético e inquieto. Uno de los grandes de la historia del rock (esa palabra que sirve para definirlo todo). Más que un cantante, Waits es un actor, un chansonnier, casi un cantautor; un crooner noctívago de voz lijosa y espejo de outsiders que pueblan ambientes tan sórdidos como románticos, tan míseros como fascinantes, tan teatrales como reales.



Su universo está influenciado por la escritura beatnik de William Burroughs o Jack Kerouac y los sonidos primarios del jazz, el blues, el cabaret, las composiciones pop del Tin Pan Alley, la vanguardia, Lenny Bruce, Harry Partch, Louis Armstrong, el burlesque, Kurt Weill o el rock experimental conviven con su fantástica capacidad de hacer farándula desbordante y canalla todo lo que toca.

Tom despliega su obra en un universo fantasmagórico evocando ambientes oscuros, tenebrosos; llenos de personajes desesperados, poco dados al disfrute, y sobre todo, inundados de obsesiones, dados al alcohol y a la bohemia… alojados en la desesperanza. Y todo esto no es un delirio de su imaginación, una fantasía gloriosa; su vida era exactamente así.

En los inicios de su carrera, Tom Waits era una institución, a veces lamentable, pero también era un músico y un artista de categoría inconmesurable. Como se aprecia en sus primeros álbumes: Closing time (1973) o The heart of saturday night (1974), Heartattack and vine (1980) o Small change (1976); por ejemplo.
Y cuando ya se especulaba con el tiempo que le quedaba a su hígado o con la matrícula del coche que le atropellaría una madrugada, Waits escapó de la quema.



"Cualquier arte debe sufrir retos, cambios, reinterpretaciones. Si no sobrevive, es que no vale la pena".

Actuó con papeles anecdóticos en películas de Francis Coppola y en bandas sonoras.
En 1981 se casó con la actriz Katheleen Brennan,
Su casa de discos, Asylum Records. le había abandonado. Island le ofreció un contrato, y con el llegó Swordfishtrombones (1983), un trabajo conceptual en esencia que desbordaba el contenido del vinilo de intrincada estructura sonora y del que se quería hacer una obra de teatro.

"Una canción debe tener su propio sistema nervioso. La melodia es como el humo, y el ritmo son las toses."

Conoció a Brennan durante el rodaje de “Corazonada”, en la que ella trabajaba como supervisora del guión, y desde entonces formaron un matrimonio artístico y sentimental que no sólo ha traído al mundo tres hijos.
Waits se casó con “una colección de discos”, perfectamente ordenada y cuidada al contrario que la suya, y sobre todo mucho más amplia y abierta. Su musa lo introdujo al mundo de Captain Beefheart, a la música centroeuropea, a la posibilidad reconciliar sin mayores problemas sus influencias más contradictorias en un todo.
Fue Brennan también la que lo animó a construirse el personaje que es hoy, a encontrar su propia voz, a asumir riesgos y beber en otras fuentes.
Porque, ¿cómo conocer la verdad de aquél que, sin empacho ni vergüenza, emplea las entrevistas para contar historias y trolas? ¿De un artista que reconoce que no piensa decir la verdad, o sí, según le venga?
Waits es una individualidad indomable que contiene multitudes. Es todos aquellos artistas mencionado, y ninguno. Todos los personajes de sus canciones, y ninguno. Y también muchos más: todos los que han sido, y todos los que serán.



"-mira, la gente se queja cuando pasa demasiado tiempo entre disco y disco, y luego se queja de que hay demasiados. El público es veleidoso, y yo no puedo responsabilizarme de cómo se siente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario