Bueno cambianos un poco las cosas, o las recuperamos, ¿quién sabe?,
Cuando inicié este blog estaba convalenciente y era multitemático, como se encarga de enunciar el banner de entrada.
Con el paso del tiempo se centró más en la escalada. Era lo que tocaba, y ya que hacer la entradas consume su tiempo y era mejor centrarse en lo que parecía más prioritario.
Durante ese tiempo echaba de menos el resto de actividades y uno de de los leit motiv lo desarrollé como texto de encabezamiento. No lo guardaba pues no era algo generado por mi, aunque fuera una mera descripción de una excursión, sin más; sino que cada texto nuevo sobrescribía al anterior.

Con el paso del tiempo he echado en falta que esos textos, copias directas de los hablado o leído en diversos media, no quedaran guardados y a disposición de quién los buscara.
Así que he decidido almacenarlos como entradas en el blog.
No hace falta avisar, creo, pero lo recalco que son mis gustos, que la emoción que despiertan dependen del momento en que me encuentre y de un visionado muy continuado, a veces, de la materia a la que hacen referencia y que "para gustos colores".

Suerte, bienvenidos al Caos (esa escalera que se sube) y que los disfrutéis.

====================

También tengo que dejar constancia de que gracias a Google ahora tengo más problemas a la hora de diseñar las entradas del blog.

Google ha eliminado el programa Picasa y lo ha sustituido por Google Fotos.

Eso ha cambiado la forma de tenía de gestionar mis fotos y mis álbumes por otra en la que, para mi gusto, no tiene la misma plasticidad; y sobre todo el emplear imágenes para ilustrar el blog ya que ahora no se puede “Insertar fotos o álbumes en sitios web”.

Hay entradas guardadas y programadas que no han sufrido daño pero otras sí. Desconozco si hay alguna entrada antigua que se haya visto alterada por “esta mejora”.

Para las entradas de reciente creación he tenido que buscar otro servicio y he recurrido a la competencia, a Flickr de Yahoo; y adaptarme a su forma de gestionar.
La gestión de las fotos y álbumes me parece un poco más engorrosa que la que ofrecía Picasa, igual cuando lo tenga más por la mano lo veo de otra manera, pero permite insertar/añadir imágenes en el blog.

Entiendo que Google no quiera perder terreno ante la competencia y quiera adaptarse a las actuales corrientes sociales pero Google se ha hecho el gigante que es porque ofrecía a la gente lo que ésta pedía y lo que necesitaba. Cambiando un servicio a peor, ya que para mi restarle competencias a lo que ya ofrecía es a peor, Google se está convirtiendo en una empresa perversa pues ya no ofrece al usuario lo que éste demanda sino que desde su posición obliga al usuario a adaptarse a lo que se le ofrece, un “o lo tomas o lo dejas”.

Por comentarios que me han hecho lectores del Blog hay dificultad para ver algunas de las imágenes y para poder descargarlas. Por lo que he visto, a pesar de que se trata de fotos subidas a álbumes de carácter público, con la remodelación de Picasa a Google Fotos hay imágenes que se han transformados en privadas, por la cara, y han dejado de ser accesibles a todos los públicos. Como revisar las más de 700 entradas que hay actualmente es inviable recomiendo que si alguien está muy interesado en alguna imagen se onga en contacto a través del correo del blog e intentaré arreglarlo o hacérsela llegar.

sábado, 28 de enero de 2012

Eve Arnold (Fotoperiodista)


"Lo que he tratado de hacer es involucrar a la gente que estaba fotografiando. Para que sin tener que decirlo me den todo lo que me pueden ofrecer".

Eve Arnold (21 de abril de 1912 - 4 de enero de 2012 )

Cuando un fotógrafo muere, nos deja un gran relato visual que debemos interpretar, sus imágenes son un reflejo de su personalidad. Todos nos definimos a través de nuestras fotografías, desde el más famoso fotógrafo a aquel que hace un trabajo de fotografía social en una pequeña comunidad.
Desde la invención de la fotografía la historia se escribe a base de narraciones visuales compuestas por esos retazos de vida, capturados en imágenes.
La obra de un fotógrafo refleja su propia evolución personal, es un camino lleno de huellas para interpretar aquello que seleccionó como algo importante, una captura para recordar.

Eve Arnold - James and Willy Cagney en 1955

Eve Arnold nació en Filadelfia (Pennsilvania), en el seno de una modesta familia de origen ruso-judío que había emigrado desde Rusia. Su padre fue el rabino William Cohen (nacido Velvel Sklarski), y su esposa Bessie (Bosya Laschiner). Sus padres cambiaron su apellido originario. Fue una numerosa familia, eran nueve hermanos, de forma que no habían grandes ingresos y la infancia estuvo marcada por múltiples carencias económicas.

Sus primeras inquietudes artísticas se orientaron hacia la literatura y la danza. En 1940 comenzó a interesarse por la fotografía y lo hizo de una manera muy intuitiva. Comenzó a fotografiar en 1946, mientras trabajaba en una planta de acabado fotográfico en la ciudad de Nueva York. Entre 1946 y 1948 recibió su verdadera formación como fotógrafa en la New School for Social Research de Nueva York a cargo de Alexey Brodovitch que por entonces era director artístico de la revista Harpers Bazaar.

Eve Arnold - Autoretrato

La Agencia Magnum fue creada en París en 1947 por los reporteros de guerra Robert Capa, David Seymour ‘Chim’, Henri Cartier-Bresson, George Rodger y Bill Vandiver.
Fue precisamente el francés Bresson el que quedó fascinado por uno de sus trabajos sobre la moda en Harlem, y decidió proponerla en 1951 para ingresar en la entonces recién estrenada agencia. Y lo hizo como miembro asociado. En 1957 se convirtió en miembro de pleno derecho; Tan solo diez años después de su fundación, con lo que suponía de dificultad en aquella el acceder o ser reconocido en determinadas profesiones para las mujeres.

"En 1950 Magnum abrió una sucursal en Nueva York. Yo apenas había empezado a fotografiar. Y no me pasaba por la mente el que pudieran pensar en mi como miembro de la plantilla. Existían otros encumbrados personajes, al igual que Cartier-Bresson o Robert Capa, George Rudd y David Seymour, los 4 fundadores, pero yo tenía una necesidad desesperada de averiguar si estaba en el camino correcto; por lo que un día me armé de valor, llamé y concerté una cita con Maria Eisner, que comenzó con ellos en París y que había venido a Estados Unidos para llevar esta sucursal. Yo había hecho una historia, una historia de imágenes sobre los trabajadores inmigrantes en Long Island, donde yo vivía y sorprendentemente me vi convertida en una corresponsal...”.

Eve Arnold - Joséphine Baker returns to the U.S. after 25 years absence, New York City, 1950

"Aprendí mucho de ellos. Aprendí lo que no se debe hacer en muchos casos y qué si hacer en otros. Los miré y traté de que su trabajo no me influyera demasiado, pero oscilé entre los dos, entre Cartier-Bresson y Robert Capa. En algún momento veía en mi trabajo el reflejo de lo sería el de Capa, pero nunca fui a la guerra, así que no creo que deba hablar de eso. Fue muy importante para mí porque miraba mis imágenes y las analizaba. Cuando yo empecé estaba trabajando con un formato mayor que el normal, dos cuartos de pulgada cuadrada con una Rollacord, una Rollacord de $40 fue todo lo que pude obtener ya que yo no tenía dinero; así que tuve que hacer estas imágenes en una cámara inferior y hablar de todo lo que tenía que decir y con los años he llegado a la conclusión de que no importa qué instrumento se utilice...".

"Es difícil analizar lo que tomé de estas personas. ...era como un proceso de ósmosis, no sé cuanta cantidad vino de ellos, cuanta de mirar libros, cuanta de mi propia necesidad de decir algo. Hay tantos factores que es difícil de analizar cuan grande ha sido la influencia de cada uno de ellos en mi proceso creativo".

Eve Arnold. Harlem, NY. 1963. Harlem Fashion Show

En la década de los años cincuenta, Eve Arnold realizó en los Estados Unidos de Norteamérica diversos reportajes fotográficos sobre mujeres pertenecientes a los más diversos sectores sociales, y de las cuales pretendía ofrecer una imagen "sin retoques", siguiendo las líneas básicas de la agencia, intentando inmortalizar al ser humano en su estado más natural.

"Lo más duro en este oficio es atrapar lo mundano y tratar de mostrar lo especial que es...
Yo buscaba un sentido de la realidad en todo lo que hice; las personas son reales y se definen por su trabajo y cuando las veo concentradas en su puesto de trabajo se que es ahí donde todas las respuestas adquieren sentido".

En este contexto nacieron las series de fotos de Marlene Dietrich y Marilyn Monroe capturadas durante un descanso en su trabajo y las tomó de un modo directo sin aviso previo. Ella no idealizaba a estas famosas estrellas, sino que las captaba en actitudes mucho más normales.

Eve Arnold - Marlène Dietrich during a recording session at Columbia Records, 1952

"Lo que ocurrió fue que si ellas estaban dispuestos a dar, yo estaba dispuesta a fotografiar".

Eve Arnold - Marilyn and Eli Wallach - The Misfits, Nevada 1960

También realizó reportajes sobre Joan Crawford, Clark Gable, James Cagney y Paul Newman.

"Marilyn era "inteligente, divertida y tenía cerebro... era un encanto", pero "la actriz que me interesó más era Joan Crawford".
Sus reportajes fotográficos empezaron a publicarse en revistas como Life, Paris Match, Stern, Sunday Times o Vogue.
Arnold acepta que, en sus primeros años, el hecho de ser mujer fue tanto una ayuda como un obstáculo. Los hombres la dejaban ponerse al frente del paquete de fotógrafos "porque no creían que yo supiera lo que estaba haciendo".



Desde 1952, Arnold y Monroe establecieron una íntima relación personal que concluyó con la trágica muerte de la actriz en 1962, cuando tenía 36 años.
"Si has sido capaz de sacar tan buenas fotos de Marlene Dietrich, ¿te imaginas lo que puedes hacer conmigo?" Le dijo un buen día Marilyn a Eve.
"Era brillante en lo que hacía. No podría haberlo explicado. Al principio, cuando nos conocimos, éramos dos mujeres jóvenes que empezaban sus carreras profesionales. Ella era una estrella, sin un lugar todavía en la jerarquía de Hollywood. Yo estaba empezando como fotógrafo. Ninguna de nosotras sabía nada acerca de su oficio y eso formó un lazo entre nosotras, así que sin saber como empezó nos alimentamos la una a la otra durante 10 años".

Eve Arnold - Marilyn Monroe, Photo Session, Hollywood, 1955

Uno de sus trabajos más conocidos es el reportaje que hizo de Marilyn Monroe durante el rodaje de Vidas Rebeldes, en 1960. Arnold la siguió durante dos meses, mientras estaba a las órdenes de John Huston y acompañada en el reparto por Clark Gable. La filmación, en pleno desierto de Nevada y con un calor insoportable, estuvo llena de problemas, desde las borracheras del director y la actriz, hasta la ruptura de Monroe con su marido, el escritor Arthur Miller.
"Ella tenía un control absoluto de si misma cuando se fotografió. Sin ser un personaje cerebral sabía más puro instinto sobre la cámara que otras personas".

"Nunca se me ocurrió que me estaba manipulando o que yo la estaba manipulando a ella. Creo que los dos nos complementábamos. Ella no podría haberlo hecho sin mí y yo no podría haberlo hecho sin ella".

Eve Arnold - Marilyn Monroe durante el rodaje de The Misfits, Nevada,1960

Magnum asegura que Arnold prefería trabajar haciendo reportajes gráficos en profundidad, poniendo énfasis en los aspectos sociales como el que realizó sobre la moda negra del barrio negro del Harlem (Nueva York) y cuya calidad le abrió las puertas de la agencia y como el que realizó en Cuba durante la dictadura de Fulgencio Batista (1954). Su nombre siempre estará ligado a la isla caribeña así como a la entonces niña llamada Juana Chambrot, quien fue protagonista de sus fotografías cubanas.
Eve Arnold hace años en un artículo titulado: “A cuban childhoold” (“Una infancia cubana”) la interesante historia de aquella niña y su posterior reencuentro en Cayo Carenero (Cuba) en el año 1997.

Eve Arnold - Cuba. Cayo Carenero. Juana Chambrot dibuja la casa de sus sueños en la arena de la playa. 1954

"...
Ya no recuerdo cómo hilvanamos nuestra historia juntas, pero recuerdo haber recibido un cable de la agencia Magnum Photos, la cooperativa de la cual soy miembro, pidiéndome que encontrara un niño que viviera una vida de “dolce far niente” para una serie sobre los niños alrededor del mundo. Parecía una tarea difícil, pero encontrar el niño adecuado resultó ser fácil.
..."

Eve Arnold. Bar Girl in a Brothel in the Red Light District, Havana, 1954

En 1961 se trasladó a vivir a Londres con su hijo Frank, habido de un matrimonio frustrado con un diseñador industrial, Arnold Arnold, del que tomaría su apellido. Excepto para un intervalo de seis años cuando trabajó en los Estados Unidos y China, vivió en el Reino Unido para el resto de su vida de un modo definitivo, y su carrera da un giro radical. De su obra centrada en la figura de los actores y realizada básicamente en blanco y negro, se pasa a un periodo de largos viajes por países como China (donde fue uno de los primeros estadounidenses en conseguir un visado cuando Pekín y Washington no mantenían relaciones diplomáticas), Rusia, Egipto, Sudáfrica o Afganistán, en los que Eve Arnold utilizará el color en reportajes sobre el patrimonio, las costumbres o los paisajes que va descubriendo, documentando los cambios en el estatus de la mujer.



“Los temas se repiten una y otra vez en mi trabajo. He sido pobre y yo quería documentar la pobreza; perdí a un hijo y estaba obsesionada con el parto; yo estaba interesada en la política y quería saber cómo afectaba a nuestras vidas, yo soy una mujer y quería saber sobre las mujeres”
. De su libro “La Mujer sin Retocar” (1976).
Su tiempo en China dio origen a su primera gran exposición individual en el Museo de Brooklyn en 1980, donde mostró las imágenes resultantes, y tuvo un carácter itinerante. Después vinieron otras exposiciones ligadas a la Agencia Magnum en otros museos y a lo largo de su vida recibió numerosos reconocimientos.

“...incluso cuando alguien te lleva a su casa, muy a menudo encuentras queriendo transgredir esa hospitalidad, porque lo que quieres hacer es profundizar en ellos como personas tanto como sea posible, pero normalmente lo que sucede, si eres cuidadoso con la gente y respetas su privacidad, es que ellos mismos te ofrecerán aquella parte de su intimidad que puedes usar y que es el gran secreto. Tiene más que ver con la relación del fotógrafo para el tema de lo que tiene que ver con cualquier cosa que pueda estar pasando".

Eve Arnold. Entrenamietno de los caballos de la milicia, Mongolia interior, 1979

"Hay una cierta coherencia en cómo piensas de ti mismo y en cómo fotografías a otras personas".

"Nunca he tenido una técnica muy buena. Nunca me importó del todo. No importa si se utiliza una cámara barata o se utiliza una Leica, lo importante es lo que te motiva cuando se está fotografiando. Y esto me gustaría pensar que es lo que he estado haciendo".



Textos con palabras de Eve Arnold en su mayoría provenientes de una entrevista publicada en la BBC y realizaba por John Tusa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario