Bueno cambiamos un poco las cosas, o las recuperamos, ¿quién sabe?,
Cuando inicié este blog estaba convalensciente y era multitemático, como se encarga de enunciar el banner de entrada.
Con el paso del tiempo se centró más en la escalada. Era lo que tocaba, y ya que hacer la entradas consume su tiempo era mejor centrarse en lo que parecía más prioritario.
Durante ese tiempo echaba de menos el resto de actividades y uno de de los leit motiv lo desarrollé como texto de encabezamiento. No lo guardaba pues no era algo generado por mi, aunque fuera una mera descripción de una excursión, sin más; sino que cada texto nuevo sobrescribía al anterior.

Con el paso del tiempo he echado en falta que esos textos, copias directas de los hablado o leído en diversos media, no quedaran guardados y a disposición de quién los buscara.
Así que he decidido almacenarlos como entradas en el blog.
No hace falta avisar, creo, pero lo recalco que son mis gustos, que la emoción que despiertan dependen del momento en que me encuentre y de un visionado muy continuado, a veces, de la materia a la que hacen referencia y que "para gustos colores".

Suerte, bienvenidos al Caos (esa escalera que se sube) y que los disfrutéis.

====================

También tengo que dejar constancia de que gracias a Google ahora tengo más problemas a la hora de diseñar las entradas del blog.

Google ha eliminado el programa Picasa y lo ha sustituido por Google Fotos.

Eso ha cambiado la forma de tenía de gestionar mis fotos y mis álbumes por otra en la que, para mi gusto, no tiene la misma plasticidad; y sobre todo el emplear imágenes para ilustrar el blog ya que ahora no se puede “Insertar fotos o álbumes en sitios web”.

Hay entradas guardadas y programadas que no han sufrido daño pero otras sí. Desconozco si hay alguna entrada antigua que se haya visto alterada por “esta mejora”.

Para las entradas de reciente creación he tenido que buscar otro servicio y he recurrido a la competencia, a Flickr de Yahoo; y adaptarme a su forma de gestionar.
La gestión de las fotos y álbumes me parece un poco más engorrosa que la que ofrecía Picasa, igual cuando lo tenga más por la mano lo veo de otra manera, pero permite insertar/añadir imágenes en el blog.

Entiendo que Google no quiera perder terreno ante la competencia y quiera adaptarse a las actuales corrientes sociales pero Google se ha hecho el gigante que es porque ofrecía a la gente lo que ésta pedía y lo que necesitaba. Cambiando un servicio a peor, ya que para mi restarle competencias a lo que ya ofrecía es a peor, Google se está convirtiendo en una empresa perversa pues ya no ofrece al usuario lo que éste demanda sino que desde su posición obliga al usuario a adaptarse a lo que se le ofrece, un “o lo tomas o lo dejas”.

Por comentarios que me han hecho lectores del Blog hay dificultad para ver algunas de las imágenes y para poder descargarlas. Por lo que he visto, a pesar de que se trata de fotos subidas a álbumes de carácter público, con la remodelación de Picasa a Google Fotos hay imágenes que se han transformados en privadas, por la cara, y han dejado de ser accesibles a todos los públicos. Como revisar las más de 700 entradas que hay actualmente es inviable recomiendo que si alguien está muy interesado en alguna imagen se onga en contacto a través del correo del blog e intentaré arreglarlo o hacérsela llegar.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Sant MIquel del Fai



Sant Miquel del Fai es un lugar atractivo y mágico. Es difícil no encontrar información sobre él, ya sea a través de su web oficial, guías turísticas y descripciones junto con fotos de las visitas de otros internautas.
Por lo tanto no es ninguna novedad. Una parte de lo que se expone a continuación, los datos técnicos, son accesibles desde muchos lugares (Wiki por ejemplo).
No hacer referencia a los mismos era como dejar desnudo el post. Por otra parte, como nuestra experiencia es nuestra -lógica redundancia- pues intentaré hacerlo también lo más personal posible.



Tras escalar en La Moretona y de vuelta a casa, "F" comenta que ese lugar es muy guapo.
Yo no he ido en mi vida, y salgo alguna foto suelta de las Cingles de Berti y una oscura referencia a una cueva donde el Ramonet encadena un octavo tras otro, nada más sé.
Como a pesar de que pintaba lluvia hemos tenido el día de cara, pienso que continuaré teniendolo afortunado y que es una buena idea acercarme con Tere a visitarlo el domingo. Con los que ha llovido este año las cascadas deben llevar agua y además hay una zona de picnic...

El monasterio de Sant Miquel del Fai es un antiguo cenobio benedictino situado en la localidad de Riells, en la comarca catalana del Vallés Oriental,

En su origen pudo ser el de un lugar dedicado a cultos paganos, aunque tampoco se puede precisar cuando empezó a convertirse en la iglesia-cueva de Sant Miquel
Las primeras noticias son del año 997, año en el que conde Ramón Borrell la cedió al conde de Besora para que construyese un monasterio. El mismo explica en el documento fundacional, que escogió el lugar más recondito de les Cingles de entre lo que se divisaban desde el castillo de Montbui. El Monasterio está construido sobre una cornisa de las capas eocénicas, que le han dado el nombre fai, que equivale a falla.
El Monasterio fue habitado por una comunidad de monjes benedictinos hasta el año 1567, posteriormente fue regentado por sacerdotes seculares.
En el siglo XIX, los escritores románticos, entre ellos Laborde y Zamora, descubrieron la belleza de la zona y dan a conocer sus historias y leyendas.
Pero la singularidad de Sant Miquel del Fai se debe a su entorno.



Encerrado en una herradura calcarea de altas paredes creada durante muchos siglos por la erosión de estos rios, el acceso a Sant Miquel del Fai se realiza por el Pas de la Foradada, esta brecha es el único paso que nos permite la llegada, tan pronto lo traspasamos enfrente nuestro vemos el Valle del Tenes,

El agua procedente del río Tenes y del Torrente Rossinyol, de las lluvias y el deshielo, configuran su espectacular ubicación, entre saltos de agua y pequeños lagos. Cada estación del año, el escenario varía, confiriendo de una fabulosa belleza natural el entorno de la iglesia.
Las Cuevas de Sant Miquel y de las Tosques, producto de la acción del agua en la roca desde tiempos remotos, poseen en su interior impresionantes formaciones de estalactitas y estalagmitas.



Una de estas leyendas cuenta que hace muchos siglos, antes de la edificación del monasterio cristiano, en estas cuevas se situaba un santuario dedicado a la Diosa Venus. Ella de vez en cuando aparecía en este templo para atender a los seres humanos que necesitaban su ayuda. Después de las audiencias ella cambiaba el interior de las cuevas donde se encontraba el santuario diseñando formaciones fantásticas según su estado de ánimo, conversaba con los sacerdotes que le servían, paseaba con los duendes y jugaba con las hadas que habitaban en las grutas, las cascadas, las fuentes y los ríos cercanos. Cuando llegó la época cristiana, en este lugar tan pagano se presentó el arcángel Miguel que arrojó a todos los duendes y a las hadas a los abismos y remolinos situados cerca de las cuevas. Por eso en su honor en el lugar del templo pagano fue fundado el monasterio cristiano...
Sin embargo, cuando San Miguel se fue, algún tiempo después los duendes y las hadas resucitaron y volvieron a los alrededores del cenobio. Desde entonces las noche de luna las hadas cantan melodiosamente y sus voces resuenan por el valle y las montañas de las Cingle de Berti, y cuando algún transeunte les pregunta:
"¿Quienes sois vosotras que cantais desde el fondo de los estanques?,
ellas responden:
"Somos las hadas de estos contornos que nos caimos en los estanques".
Y se dice que cuando alguien intenta ayudarlas caía irremediablemente hasta el fondo de esas aguas sin poder salir jamás. Esto explica las frecuentes muertes que se producen entre los bañistas de los estanques que se encuentran en Fai y Riells.

Antoni Pladevall (1970) y publicada con el título "El Temple De Venus" en el libro "Llegendes de Sant Miquel del Fai" (Ed. Del Brau, 1993).



En un día plomizo dejamos atrás la ciudad de Barcelona. Salimos tarde pues la idea era pasear, conocer el lugar y posteriormente ir de picnic.
Al pocod e dejar atrás Sant Feliu de Codines, ya entramos en el Espai Natural de Sant Miquel del Fai, circulamos por una carretera que tiene unas cuantas curvas, nada del otro mundo. La visual de las Cingles de Bertí, con el Monasterio al fondo es mágica y fantástica, aunque a mi se me iba más la mirada a la Cingles de Berti, la deformación profesional, ya se sabe.

El parking a petar, pero encontramos sitio.
Hay que pagar. En realidad si se va al GR, no hay que pagar. Por el GR no se accede al lugar.
El precio de adulto es de 8€ (hay otro precio si eres jubilado y otro si eres menor de 12 años). Hay que tener en cuenta que es propiedad privada y que el campo no se limpia ni se mantiene solo. Tras pagar, antes del Pas de la Foradada te piden el ticket y te lo vuelven a pedir tras pasar el arco que da paso al recinto, en la Plaça de l'Abadia.



La Plaza de la Abadia se ubica entre el muro de roca y el barranco, es el lugar de encuentro de los visitantes. Se puede contemplar la fachada de la Casa del Priorado, los ventanales góticos y desde un mirador el valle del río Tenes
La Casa del Priorado esta reservda a actos multitudinarios, bodas, comidas de empresa,...



Iglesia de Sant Miquel. Data del s. X. Es la única iglesia románica de nuestro país construida íntegramente bajo una cueva, que le hace de techo y paredes. En el interior tenemos un presbiterio gótico, del s XV y la lápida seculpral del conde d'Ausona, Guillem de Berenguer (hacia el año 1000). Hijo del conde Berenguer Ramon I que murió súbitamente en plena juventud.
Así en su interior tenemos un crucifijo engalando y una blancneta (una moreneta blanca)



Cuando llegamos el audiovisual ya había pasado y los visitantes estaban escuchando el relato del guía (el señor de blanco en el centro que señala con el brazo). El relato explicaba la historia geológica y anecdótica del lugar con rellenos un tanto anacrónicos, tales como el efecto del cambio climático y su colaboración en la formación geológica tan peculiar de este sitio.



Cueva de Sant Miquel. Descubierta en 1847. Hoy en día se llega fácilmente bajando por una escalera. Es una cueva pequeñita, unos 100 metros de largo, acondicionada a las visitas, en formación que acaba en un pequeño lago y habitada por una pequeña colonia de murciélagos, unos 500 según el guía y emparentados con Drácula, también según el guía. Una pequeños estanques -gorgs- artificiales reogen el agua que se filtra y si se mira atentamente, se pueden observan unos puntos negros en el fondo, son las defecaciones de los murciélagos.



El valle del Tenes es visible desde muchos puntos de observación, ya sea en el exterior o en el interior del recinto. Hace 15 años, en un año de gran sequía, se quemó entero. El fuego se produjo intencio-accidentalmente en Riells del Fai y quemó todos los árboles -sólo sobrevivieron los platanos (no plataneros)-, evaporo el poca agua del río y duró 4 días. Actualmente todo el verde que se observa son matorrales, hasta dentro de otros 15-20 años no se podra empezar a observar un verde arbolado.



Antes de la cascada del río Tenes, podemos observar varios travertinos, rocas sedimentarias porosas que se han formado muy lentamente por la precipitación de carbonato cálcico, que se filtra por las grietas de las rocas, sobre troncos y plantas. El resultado son unas fabulosas placas verticales adheridas a la roca.
La Plaza del Reposo (Plaça del Repòs) es un lugar donde descanasar un rato, así como dejarse fotografiar posando al lado de una escultura que representa al escritor Josep Pla (obra de Tomàs Atienza).



Es factible pasar por detras de la cascada del Tenes, y sin mojarse. Es algo muy divertido, como de película.

La zona de picnic fue nuestra última parada, no llegamos a la ermita ni a la Cueva Les Tosques (estaba cerrada por el agua caída). En un lugar al aire libre, acondicionado tanto para los días de lluvia como los de calor. Puedes comer de picnic propio o si el bar esta abierto pedirlo alli mismo. Según la guía te pueden servir desde bocadillos a platos combinados, con bebidas, cafe, helados. Algo más abajo hay un pequeño parque infantil.

El sitio nos encantó y es de agradecer haberlo conocido pues es un lugar agradable, bien acondicionado, espectacular y te hace pasar unos momentos instructivos y divertidos. Para una visita posterior quedan las zonas que no hemos visitado.



Está abierto los domingos, festivos, semana santa y todo el mes de agosto; desde las 10 de la mañana hasta las 18 horas. Cerrado de lunes a sábado (supongo que al público en general y no para actividades concertadas).
Sant Miquel del Fai (Bigues i Riells)
Apartant de Correus 8.08182 Sant Feliu de Codines
Tfno. 938.658.008

4 comentarios:

  1. Je, je, je... veo que en este post no hablas de las tremendas vías de la bauma de St. Miquel del Fai...

    Ya va bien un poco de relax de tanto en tanto!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es no tengo ni idea de donde están. Por su estructura deben ser de corte clásico, por fisura y tremendas. Busqué y pregunte a los nativos del lugar -o sea los regentadores del picnic- pero no supieron decirme. El chico de la caseta de la entrada escala y conocía algo la zona pero ya no estaba cuando marchamos.
    También supongo que deben estar en la parte no privada, que se ve excelsa y muy atractiva, aunque luego sea más lisa que una patena o se caiga a pedacitos.

    ResponderEliminar
  3. Las vías actuales son 2 de Ae para romperse las lumbares (de 45 a 100 metros de techo) -> La volta al món i Viatge a l'Infern, i el resto de vías de 7 mucho a 8c (manrussia power).

    Antes de entrar en el pàrking de St. Miquel, sale una pequeña carretera en subida a la izquierda. A medio km está la cascada del rio Rossinyol, y debajo la bauma (Esto es viejo, pero las fotos son las mismas)

    ResponderEliminar