Bueno cambianos un poco las cosas, o las recuperamos, ¿quién sabe?,
Cuando inicié este blog estaba convalenciente y era multitemático, como se encarga de enunciar el banner de entrada.
Con el paso del tiempo se centró más en la escalada. Era lo que tocaba, y ya que hacer la entradas consume su tiempo y era mejor centrarse en lo que parecía más prioritario.
Durante ese tiempo echaba de menos el resto de actividades y uno de de los leit motiv lo desarrollé como texto de encabezamiento. No lo guardaba pues no era algo generado por mi, aunque fuera una mera descripción de una excursión, sin más; sino que cada texto nuevo sobrescribía al anterior.

Con el paso del tiempo he echado en falta que esos textos, copias directas de los hablado o leído en diversos media, no quedaran guardados y a disposición de quién los buscara.
Así que he decidido almacenarlos como entradas en el blog.
No hace falta avisar, creo, pero lo recalco que son mis gustos, que la emoción que despiertan dependen del momento en que me encuentre y de un visionado muy continuado, a veces, de la materia a la que hacen referencia y que "para gustos colores".

Suerte, bienvenidos al Caos (esa escalera que se sube) y que los disfrutéis.

====================

También tengo que dejar constancia de que gracias a Google ahora tengo más problemas a la hora de diseñar las entradas del blog.

Google ha eliminado el programa Picasa y lo ha sustituido por Google Fotos.

Eso ha cambiado la forma de tenía de gestionar mis fotos y mis álbumes por otra en la que, para mi gusto, no tiene la misma plasticidad; y sobre todo el emplear imágenes para ilustrar el blog ya que ahora no se puede “Insertar fotos o álbumes en sitios web”.

Hay entradas guardadas y programadas que no han sufrido daño pero otras sí. Desconozco si hay alguna entrada antigua que se haya visto alterada por “esta mejora”.

Para las entradas de reciente creación he tenido que buscar otro servicio y he recurrido a la competencia, a Flickr de Yahoo; y adaptarme a su forma de gestionar.
La gestión de las fotos y álbumes me parece un poco más engorrosa que la que ofrecía Picasa, igual cuando lo tenga más por la mano lo veo de otra manera, pero permite insertar/añadir imágenes en el blog.

Entiendo que Google no quiera perder terreno ante la competencia y quiera adaptarse a las actuales corrientes sociales pero Google se ha hecho el gigante que es porque ofrecía a la gente lo que ésta pedía y lo que necesitaba. Cambiando un servicio a peor, ya que para mi restarle competencias a lo que ya ofrecía es a peor, Google se está convirtiendo en una empresa perversa pues ya no ofrece al usuario lo que éste demanda sino que desde su posición obliga al usuario a adaptarse a lo que se le ofrece, un “o lo tomas o lo dejas”.

Por comentarios que me han hecho lectores del Blog hay dificultad para ver algunas de las imágenes y para poder descargarlas. Por lo que he visto, a pesar de que se trata de fotos subidas a álbumes de carácter público, con la remodelación de Picasa a Google Fotos hay imágenes que se han transformados en privadas, por la cara, y han dejado de ser accesibles a todos los públicos. Como revisar las más de 700 entradas que hay actualmente es inviable recomiendo que si alguien está muy interesado en alguna imagen se onga en contacto a través del correo del blog e intentaré arreglarlo o hacérsela llegar.

lunes, 27 de octubre de 2014

Oraciones Verticales


Tengo vacaciones y me hacen “una oferta que no pueda rechazar”: Vamos a escalar a Devotas, ¿te apuntas?.
Un objetivo al que deseaba hacer una nueva visita y me lo ponen en bandeja.



Pongo una serie de condiciones, pues mis intereses y circunstancias personales son algo diferentes y no hubo ningún problema.
Salvo el alojamiento el plan inicial se tuvo que modificar a causa de la lluvia.
Cuando llegué hacía poco que mis compañeros, Aitor y Guillem, ya habían llegado y montado su tienda de campaña.
También debía de hacer poco que había dejado de llover. Así que mientras ellos se encaminaban a Devotas yo montaba mi parada en el Camping Bielsa.
Estuvimos seis días y sólo tuvimos sol como Dios manda el último. Los otros cinco días restantes el cielo estuvo tapado y llovía intermitentemente, tanto durante el día como durante la noche.
El río Cinca bajaba cargado de agua amarronada. Una mañana nos levantamos y vimos que había nevado en el Parque natural de Ordesa, bien visible pues tenemos una vista directa gracias al Valle de Pineta.

El río Cinca a su paso por Devotas


Valle de Pineta desde Camping Bielsa

Lo mismo unos días más tarde

El trayecto hasta el parking de Devotas estaba surcado de cascadas, la más espectacular puede que fuera la del propio túnel de Devotas.



A la amenaza de la lluvia y el tiempo gris hubo que añadir la del dinosurio de Devotas, el cual en cuanto te despistabas se dedicaba a robar y comer la comida.



Y por su no hubiera poco con los famosos alejes de Devotas se sumó también el problema del ogro-asegurador, un curioso personaje que espera a escaladores incautos en el pie de vía y ofrece sus servicos a todo aquel que quiera escucharlo prometiendo una experiencia escaladora placentera y sobre todo... inolvidable.

Con personajes como este aprietas a muerte con tal de no caerte

A pesar de que los días eran algo tristes y grises con este paisaje y ambiente un tanto monótono, no diría que fuera lo mejor que nos pudiera pasar, pero… gran parte de las vías de menos de 7a+ estaban secas; y aunque alguna de esas vías secas estaba filtrada de un día para otro cuando la acometimos estaba en óptimas condiciones, y es que tuvimos temperatura rotpunk y buen grip todos los días.

DÍA 1.-

Aitor y Guillem están ansiosos por escalar en Devotas y tras encontrarnos en el camping salen disparados a la pared. allí se encuentran con la pareja de escaladores vascos, asiduos de esta zona y les aconsejan tal o cual línea.
Yo me lo tomo con calma; primero monto la tienda, luego como algo y luego voy de visita a la pared, a ver que tal está. El día antes había acabado de equipar una vía durilla y entre el viaje de vuelta a casa y el viaje de ida a Devotas, no tenía ganas de esforzarme en demasía y fiscalizar mi estado de forma para el resto de los días.
Así que me dedico al soft-climbing.

Escalador vasco en La Balade

> Vía 22, L1_6a y L2_7b.
Mis compis habían calentado en esta línea y yo tenía ganas de hacerla, primero porque era del grado que buscaba y luego porque en mi anterior estancia, hace dos años, me quedé con las ganas, por una causa u otra o estaba ocupada o yo ya estaba puesto en faena.
Es una buena y mantenida línea, últi como toma de contacto, por el tipo de agarres como por la posición de los seguros, con Devotas.

> Vía 21, 6b.
La misma tónica que la anterior pero un poco inquietante. Los seguros están ubicados de tal manera que mejor no te caigas de forma accidental en ninguna chapa; tiene unas cuatro repisas y te las puedes comer todas, a una por cada chapa.
Mejor atacarla con el grado asumido por encima del propuesto.

Guillem en la 21

Aitor y Guillem aún hicieron algo más, como Ulimaco (L1), pero yo paré hasta el día siguiente.

Guillen en Ulimaco R1_6c+ y R2_7a

DÍA 2.-

Una de cal y otra de arena. Me pongo una medalla pero las molestias en la cadera me hacen parar tras la segunda vía. Una de las condiciones que puse es que fuéramos como mínimo más de dos escaladores por si pasaba esto.

> Vía 15, 6b.
Ésta sí que es una buena vía para calentar, agarres disfrutones, algún paso curioso y los seguros en plan Devotas, pero donde tienen que estar. Se convirtió en una de las dos líneas preferidas para calentar.

En la 15

> Ailen Rock, 7a.
Tras dar un repaso a toda la pared, en busca de alguna novedad, estudiar varias líneas y buscar las más secas, y perrear un poco, me planto en el pìe de esta vía.
Larga línea de una visual muy atractiva con sus tacos y chorreras (como muchas de por aquí), continuidad pura, aliñada con algún movimiento más fino y técnico.
No sólo tiene los seguros bien puestos sino que dispone de buenos lugares para recuperarse, incluso con algún reposo de escándalo.
Mejor usar una exprés (o dos) larga en el primer tercio de vía.
La vía supone un buen trabajo corporal, un movimiento en cada postura, y creo que debí quedar resentido pues la cadera encendió la luz roja y no quise darle más trabajo. Me dedique hacer fotillos y asegurar de tanto en tanto.

En Ailen Rock

Mis compañeros se dieron algo más de marcha y tras pelearse con Personne y su entrada a bloque se lo pasaron bastante bien con La Balade y Fauve.
Aitor probó Ailen Rock pero la visual le jugó una mala pasada llegando a la reunión.

Aitor en La Balade





Aitor en La Fauve, 6c

Aitor en Personne, L1_6b+ L2_6c+ L3_8a+



Guillem en La Fauve, 6c



DÍA 3.-
Este fue un buen día. Quiero decir que no tuve ninguna molestias y lo exprimí al máximo, quedándome con la miel en los labios de tener una jornada memorable.

> La Balade, L1_6b L2_7a L3_8a+.
El primer largo de esta vía fue el otro 6b en que solimos calentar en estos día de lo bonito y agradecido que es, y porque cumple con su cometido con creces.

En La Balade

> Aracnofilia, 7a (Orientada de 6c+).
Opto por repetir la estrategia del día anterior, calentar en un 6b y luego atacar el primer problema del día, en concreto esta línea.
Una entrada espectacular, pero muy asequible, da paso a una línea que no tiene nada que envidiar en dificultad a Ailen Rock en cuanto a longitud, agarres y disposición de los seguros, pero la veo más mantenida y con menos posibilidad de encontrar lugares de reposo tan buenos, pero con una llegada a la reunión más asequible (por un lado aprieta y por otro se suaviza; queda todo equilibrado y de una dificultad muy similar).

En Aracnofilia




> A Tchao!, 7a.
Como me encuentro bien decido meterme en esta línea. Me había entrado por los ojos y sabía que tendría remordimientos de conciencia si no me daba la oportunidad.
De todas las vías que he escalado en Devotas esta ha sido la mas dura mentalmente.
Debí hacer tanta fuerza que llego muy fundido al último seguro, que es donde está el paso más difícil de la vía, porque lo es por la carga con que llegas y porque es difícil de ver.
En el segundo pegue tengo un fallo de concentración y caigo a media vía, en la zona de las chorreras paralelas.
Ya no tuve ganas de más intentos en ese día y en los días posteriores la vía se humidificó. Para otro año si dios quiere.
Aitor la consiguió encadenar en su primer pegue, con una llegada épica a la reunión

En A Tchao!


Con esta ya eran tres días seguidos de escalada (o cuatro si contamos el de equipamiento), con una actividad algo irregular, por el esfuerzo aplicado cada día, pero el cuerpo pide descanso y el día siguiente optamos por un día de reposo.

Aitor en Ailen Rock

Aitor en Aracnofilia



Aitor en A Tchao!


No hay comentarios:

Publicar un comentario