Bueno cambiamos un poco las cosas, o las recuperamos, ¿quién sabe?,
Cuando inicié este blog estaba convalensciente y era multitemático, como se encarga de enunciar el banner de entrada.
Con el paso del tiempo se centró más en la escalada. Era lo que tocaba, y ya que hacer la entradas consume su tiempo era mejor centrarse en lo que parecía más prioritario.
Durante ese tiempo echaba de menos el resto de actividades y uno de de los leit motiv lo desarrollé como texto de encabezamiento. No lo guardaba pues no era algo generado por mi, aunque fuera una mera descripción de una excursión, sin más; sino que cada texto nuevo sobrescribía al anterior.

Con el paso del tiempo he echado en falta que esos textos, copias directas de los hablado o leído en diversos media, no quedaran guardados y a disposición de quién los buscara.
Así que he decidido almacenarlos como entradas en el blog.
No hace falta avisar, creo, pero lo recalco que son mis gustos, que la emoción que despiertan dependen del momento en que me encuentre y de un visionado muy continuado, a veces, de la materia a la que hacen referencia y que "para gustos colores".

Suerte, bienvenidos al Caos (esa escalera que se sube) y que los disfrutéis.

====================

También tengo que dejar constancia de que gracias a Google ahora tengo más problemas a la hora de diseñar las entradas del blog.

Google ha eliminado el programa Picasa y lo ha sustituido por Google Fotos.

Eso ha cambiado la forma de tenía de gestionar mis fotos y mis álbumes por otra en la que, para mi gusto, no tiene la misma plasticidad; y sobre todo el emplear imágenes para ilustrar el blog ya que ahora no se puede “Insertar fotos o álbumes en sitios web”.

Hay entradas guardadas y programadas que no han sufrido daño pero otras sí. Desconozco si hay alguna entrada antigua que se haya visto alterada por “esta mejora”.

Para las entradas de reciente creación he tenido que buscar otro servicio y he recurrido a la competencia, a Flickr de Yahoo; y adaptarme a su forma de gestionar.
La gestión de las fotos y álbumes me parece un poco más engorrosa que la que ofrecía Picasa, igual cuando lo tenga más por la mano lo veo de otra manera, pero permite insertar/añadir imágenes en el blog.

Entiendo que Google no quiera perder terreno ante la competencia y quiera adaptarse a las actuales corrientes sociales pero Google se ha hecho el gigante que es porque ofrecía a la gente lo que ésta pedía y lo que necesitaba. Cambiando un servicio a peor, ya que para mi restarle competencias a lo que ya ofrecía es a peor, Google se está convirtiendo en una empresa perversa pues ya no ofrece al usuario lo que éste demanda sino que desde su posición obliga al usuario a adaptarse a lo que se le ofrece, un “o lo tomas o lo dejas”.

Por comentarios que me han hecho lectores del Blog hay dificultad para ver algunas de las imágenes y para poder descargarlas. Por lo que he visto, a pesar de que se trata de fotos subidas a álbumes de carácter público, con la remodelación de Picasa a Google Fotos hay imágenes que se han transformados en privadas, por la cara, y han dejado de ser accesibles a todos los públicos. Como revisar las más de 700 entradas que hay actualmente es inviable recomiendo que si alguien está muy interesado en alguna imagen se onga en contacto a través del correo del blog e intentaré arreglarlo o hacérsela llegar.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Infierno Húmedo


El infierno, ese lugar…¿caliente y ardiente?.
El infierno es algo más... ¡es húmedo!.
Una humedad agobiante que te va deshidratando poco a poco y te deja atontado mientras los mosquitos, de uno en uno o en grupo, te chupan la poca sangre que te va quedando.
Una buena representación de la troupe, Aram, Magda, Pep, Laura & Arnau, Oskar, Jesús y yo fuimos a escalar a las Penyes de Can Marcer.
De las tres ocasiones que he ido este verano, esta ha sido la peor.
Nada más llegar fuimos atacados por una oleada de mosquitos. Todo el mundo estaba más pendiente de ir aplastado a los alados, entre imprecaciones y exclamaciones de todo tipo, en lugar de prepararse para escalar. Era para filmarlo, pero el cámara contratado para la ocasión decidió que era más importante su salvaguarda personal que filmar, y se dedicó a matar mosquitos también.
Aedes fue el menor de los problemas, una vez Aedes estuvo bien alimentado dejo de molestar, o simplemente nos acostumbramos a su presencia y los ignoramos. Lo que nos machacó fue la humedad.

Pep Micó en Springool

Al contrario de lo diría un ex Molt Honorable: Este día tocaba.
Tres días he venido este año a Can Marcer. este ha sido el peor.
A pie de vía si no hacías nada, salvo respirar, estabas bien. En cuanto empezabas a escalar notabas que la cosa no iba bien ya que los agarres romos y finos eran un problema. Bajabas de la vía empapado en sudor, algunos hasta duchados. Por suerte no fue una repetición del día de la piscina de hace unos dos años.
Además de repelente, a ser posible Trophy, hay que venir con desodorante.
Sea como fuera, sobrevivimos al día hasta que nos exprimió, se podía escalar mientras no tuvieras que apretar de micro, o romos delicados, y hasta dió tiempo de probar lo que eran los deberes del día.

> Alvar Archila, 6b.-
Mientras para calentar se montaban los V+ más agradables del lugar, otros ya empezamos directamente con algo un poco más complicado.
En la siempre tengo dificultades. La humedad estuvo a punto de hacerme coger en una cinta. No sé porque no lo hice, total era una vía para calentar y ya he encadenado este problema unas cuantas veces; también lo he visto cuadrado en otras. Igual era para no sentar un precedente de malas actitudes que pudiera manchar o deshonrar mi actuación en las posteriores escaladas.

Jesús en Alvar Archila

> Satán, 6b+/c.-
Jesús y yo nos dirigimos a las vías que hay a la izquierda, las que son de un largo de unos 40 metros. Hace mucho que no las hago y tengo un buen recuerdo de ellas. Propongo hacer la que se conoce como Satán, que tiene un grado intermedio, para acabar de calentar
Recuerdo que la primera vez que la hice me salió como muy bien y fácil. Hoy se hace valer y por poco me amarga el día. Me paso un buen rato parado en un tramo en el que me cuesta encontrar la secuencia correcta. Toco por aquí y toco por allá (este agarre bueno, éste mejor ni tocarlo) en una sección que no permite una postura de reposo muy cómoda, y la humedad no ayuda a tener la tranquilidad necesaria para estudiarlo bien.
Con un poco de inspiración encuentro la postura salvadora y consigo encadenarla como Dios manda.

Jesús en Satán

Mientras el resto del grupo dedica su tiempo a otras vías bonitas del lugar, Jesús y yo nos encaminamos a la vía problema. Como Jesús es la primera vez que viene a esta zona le da igual una vía que otra, así que la que yo he escogido ya le está bien.

K en Manuel Muñoz

> La Hoz y El Martillo, 7a.-
Dejando aparte el hecho de que la entrada es un poco taquicárdica, de que no le hubiera venido mal otro seguro y de que hay que tener algo de fe (algo de fe en que no se va a romper aquello de lo que estás pillado y te vas a comer el suelo), consigo matizar bastante la línea.
Tenía dos secciones pendientes y ahora sólo queda una.
El problema es que la sección que tengo pendiente creo que es una de esas cuyas maniobras gestuales me superan. Tanto por la capacidad de bloque necesaria (pero con la humedad ambiental es un dato que se ha de coger con reservas) como por las maniobras posturales que hay que hacer con las piernas.
Habrá que darle una nueva oportunidad, un día en mejores condiciones ambientales.
Jesús estudió la vía en el primer pegue y la encadenó en el segundo con mucha autoridad.

Jesús en La Hoz y El Martillo

En el segundo pegue me encontré peor que en el primero, cosas que habían salido fáciles ahora costaban más. Optamos por recoger.
Supongo que a esas alturas, y tras haber aprovechado el día lo que este podía dar, ese sentimiento era generalizado pues al llegar a donde estaba el resto de la peña, estos o estaban recogiendo o ya lo habían hecho.
Tras la escalada, sin contar el litro de agua que bebí al pie de vía luego me bebí cerca de dos litros de líquido: una clara de medio inmediatamente después, lo que bebí en la comida y algo más de un litro adicional hasta la hora de ir a dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario